Inicio General SE ROBAN SACERDOTES 18 MILLONES DE LA DIÓCESIS DE IRAPUATO

SE ROBAN SACERDOTES 18 MILLONES DE LA DIÓCESIS DE IRAPUATO

3
0

Un nuevo escándalo involucra a la Diócesis de Irapuato al revelarse el desfalco de 18 millones de pesos que deberían estar en sus arcas, pero que fueron sustraídos en pequeñas tajadas entre 2012 y 2016.

Fue la propia diócesis la que  en diciembre de 2016 denunció el faltante del dinero que debía estar en una caja fuerte que era utilizada para depositar el diezmo, donativos, aportaciones de feligreses y otros ingresos, como los obtenidos en rifas organizadas para el seminario.

La denuncia se radicó en la carpeta de investigación 65824/2016.

No obstante, Paloma Celeste González Rodríguez –quien fungió como contadora de la diócesis durante 15 años, y que es investigada por el desfalco – sostuvo que el dinero se perdió debido a malos manejos de los curas, que además de evadir impuestos solían tomar recursos sin ningún empacho ni control; pero fue hasta que se percataron de que faltaba una alta suma de efectivo, cuando decidieron denunciar y culparla a ella del desfalco.

La denunciante aseguró que se ha visto impedida para defenderse en igualdad de condiciones, ya que el Ministerio Público no investiga a los curas implicados en el manejo del capital, para no incomodar a los representantes de la iglesia católica.

Sin temor de dios…

Paloma Celeste González informó que la Diócesis de Irapuato logró recaudar 9 millones de pesos en una rifa que organizó a mediados de 2016 para conseguir recursos para el seminario, pero el entonces obispo, José de Jesús Martínez Cepeda; los padres ecónomos, Ozziel de Jesús Andrade Marmolejo y Rubén Herrera Luna; y el vicario general, Gerardo Velázquez Solís, acordaron no depositarlos en la cuenta fiscal para ahorrarse el pago del IVA.

Los 9 millones de pesos fueron depositados a una caja fuerte que estaba en la oficina del ecónomo del seminario, Rubén Herrera Luna, de la cual sólo él tenía llave.

Recordó que unos meses después, el cura le entregó la llave a ella para que le entregara un dinero al padre Ozziel; sin embargo, cuando a la abrieron se percataron que no estaban los 9 millones de pesos.

“Hasta el sacerdote Ozziel dijo: ‘pinche padre Rubén, se está robando el dinero’, pero hizo nada al respecto”, aseguró la excontadora de la Diócesis, quien contó que dos meses después descubrieron que faltaba más efectivo; y en noviembre del 2016 -cuando suponían que había en la caja fuerte habría 4 y 5 millones- se percataron que sólo quedaban 900 mil pesos.

Fue así que se ordenó realizar una auditoría que exhibió un faltante de 18 millones de pesos, que se extraviaron entre 2012 a 2016, y enseguida acudieron al Ministerio Público para presentar una denuncia penal por desfalco.

Reiteró que ella manejaba los recursos a indicaciones de los sacerdotes.

“Cuando solicitaban dinero, se hacía el cheque. Yo u otra persona que éramos los únicos facultados, íbamos al banco a cobrar el cheque y entregábamos el efectivo a los sacerdotes. Ya se comprobó que las firmas de los cheques son auténticas, que hay pólizas de la entrega de los dinero”.

Disfruta como magnate… pero con sotana

La excontadora de la Diócesis de Irapuato aseguró que el vicario Gerardo Velázquez Solís fue el que que dispuso de las mayores sumas dinero, supuestamente para cubrir los gastos en las casas de descanso para sacerdotes; sin embargo, después descubrió que con esos recursos compró varias propiedades que incluso registró a su nombre, y que no hubiera podido adquirir con su salario de 12 mil pesos mensuales.

Dos de esas residencias están en el fraccionamiento privado Santa María Residencial; una ocupa una superficie de cinco mil metros cuadrados, en la cual construyó una cabaña con cuatro recamaras, cocina integral, sala-comedor, tres baños, alberca jardines de ornato y acabados de lujo, según consta en la escritura 8014. La segunda cuenta con una superficie de 904 metros cuadrados –escritura pública 7028 del 29 de junio del 2010-.

También es propietario de un predio rústico denominado Huizacote, en Erongaricuaro, Michoacán, en el cual hay cinco cabañas en una extensión de mil 600 metros cuadrados que colindan con el Lago de Janitzio. Por este predio pagó 960 mil pesos, según consta en la escritura pública 11168, del 7 de junio de 1989.

En Salamanca posee otras 10 propiedades, entre las que destacan un terreno en el fraccionamiento residencial San Miguel que adquirió en 600 mil pesos –escritura 22724 del 18 de septiembre del 2013—; un terreno en Palo Blanco que adquirió en 25 mil pesos –escritura 7700 del 20 de junio del 2013—, entre otras.

A su nombre también existe un bien inmueble en el fraccionamiento Balderas, en Morelia, según consta en la escritura pública 3013, del 22 de junio de 1998.

Paloma Celeste advirtió que el vicario también utilizó a su hermano, al registrar a su nombre propiedades valuadas en más de dos millones de pesos.

Utilizó a empleada como prestanombres

Paloma Celeste González, quien que se encargaba de manejar las cuentas del vicario, exhibió un estado de cuenta a nombre Gerardo Velázquez Solís, expedido por la financiera Interacciones Caja de Bolsa S.A., cuenta 100066089, en la cual hay registro de movimientos por 8 millones de pesos tan sólo en 2016.

Aseguró que éste tiene otras cuentas en Bancrea S.A. de San Pedro Garza García; y otra en Actinver, en la CDMX.

Reveló que el religioso acostumbra usar como prestanombres a su empleada doméstica, Juana Correa Sánchez,  como en la cuenta de inversión 372641, de “Vector Casa de Bolsa”, con domicilio en Garza García, Nuevo León, cuyos estados de cuenta llegaban al correo del sacerdote.

Pide esperar a que culminen indagatorias

El vocero de la Diócesis de Irapuato, José de Jesús Flores, aclaró que proceso penal  aún está en curso, y que Paloma Celeste está en su derecho de manifestar lo que desee.

“Ella está en su derecho de decir, argumentar o declarar, ya  que para esos conflictos se acude a un árbitro, por lo que esperamos que se resuelva de la manera más justa para las dos partes (…) es prematuro adelantar o decir algo, será la autoridad judicial quien determine”, apuntó.

 

CON INFORMACIÓN DE CUCA DOMINGUEZ CORRESPONSAL DE CORREO GUANAJUATO, NOTUS Y SOL DE SALAMANCA