Inicio General Mojarse en sábado de gloria, costumbre romana

Mojarse en sábado de gloria, costumbre romana

0
0

De acuerdo con algunos historiadores, hace muchos años, cuando la religión católica era considerada un peligro para los intereses del imperio romano, las personas acudían con los jerarcas de la iglesia para bautizarse de manera colectiva durante el sábado previo a la resurrección, es decir, el sábado de gloria.

Debido a la cantidad de gente los sacerdotes optaron por “mojar” a los feligreses en lugar de llevarlos ante la pila bautismal, ya que para ellos era más práctico arrojar una cubeta con agua que llamarlos de uno por uno.

En épocas más recientes los creyentes realizaban una confirmación de su bautismo, mojándose todo el cuerpo a manera de arrepentimiento por sus pecados y la purificación de sus espíritus en el marco de este día de celebración.

Esta costumbre perduró a través de los siglos y aunque ya no se usa en los bautizos comunitarios si se realizaba a manera de diversión, práctica que ha venido a desaparecer.

Otra explicación para esta tradición, es que durante algún tiempo bañarse durante la semana santa, era considerado pecado, ya que creían que al hacerlo te bañabas con la sangre de Cristo (si, es en serio). Sin embargo, el sábado esa restricción era levantada y todos acudían jubilosos al agua y al jabón. ¿Te imaginas no bañarte por una semana?

Todo era fiesta y felicidad hasta que reaccionamos dándonos cuenta que estábamos desperdiciando cientos y cientos de litros de agua por una costumbre que no le beneficiaba prácticamente a nadie.

Así que en varias ciudades impusieron multas a todo aquel que se mojara o mojara a alguien más, como es el caso de La Piedad, donde esta práctica puede hacerte acreedor a unan sanción económica.