Inicio Opinión LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

1047
0

Dicen las Malas Lenguas que en el municipio de Numarán, el secretario del Ayuntamiento, Juan Arízaga Berber, insiste en que el camino de acceso a la comunidad de Cañada de Ramírez se llame bulevar Marko Cortés.

Y no es el único: el ayuntamiento anterior simuló que habían quitado el nombre de tan controvertido personaje a la obra cumbre de la administración, hasta se renombró la mencionada rúa como Manuel Gómez Morín según el acta de cabildo del 20 de mayo de 2017, después del escándalo mediático que se generó a nivel nacional tras conocerse la puntada los políticos numarenses.

En aquel tiempo, los panistas no le quisieron dar el gusto a los lugareños de ponerle el nombre de Las Jilguerillas al bulevar, ni el de los otros personajes que se propusieron entre el pueblo. Es más, dejaron la placa que develó el ahora presidente del Comité Nacional del PAN, por lo que la artería seguía llamándose Marko Cortés. Eso, hasta hace unos cuantos días cuando alguien decidió robarse el adefesio metálico con el patronímico del Rey del Moche. ¿Será que la delincuencia está desatada o que de plano a la gente del pueblo no le gustó que le siguieran viendo la cara?

Además de pedir su comisión por cada centavo que “gestionó” ¿qué ha hecho por La Cañada de Ramírez el político zamorano?

 

Dicen las Malas Lenguas que en La Piedad casi 5 mil estudiantes de bachillerato siguen esperando que les entreguen el dinero de la beca “Benito Juárez” creada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pero nadie sabe informar cómo, cuándo y por qué mecanismos se hará la dispersión de dichos recursos.

Y es que, que Melba Albavera ungida como la coordinadora de los Servidores de la Nación (esos personajes que no sabemos sin son empleados del Gobierno federal u operadores de Morena) no ha explicado sobre el asunto y las autoridades municipales no tienen ni idea de la operatividad de dicho programa.

A los alumnos del CBTIS 84 y del Colegio de Bachilleres se les inscribió como beneficiarios, desde un celular en el patio de la escuela, a mediados del mes de octubre antes de que López Obrador tomara posesión de su mandato, por lo que algunos de ellos reclaman ya que les deben cinco meses del apoyo. ¿Quién les dará una respuesta? ¿Existirá una respuesta?

 

Dicen las Malas Lenguas que mientras el Gobierno municipal de La Piedad presume haber reducido algunos ahorros en el gasto corriente, se siguen manteniendo empleados, algunos de ellos sindicalizados, que poco o nada aportan el buen funcionamiento de las dependencias.

Por poner un ejemplo: en el DIF municipal, a cargo de Brenda Orozco, tienen a un coordinador de eventos que no coordina, un fotógrafo que no retrata y una secretaria que administra las tareas de los otros dos. En el SAPAS, dirigido eternamente por Jorge Rubio, el departamento de Cultura del Agua se limita a organizar una carrera atlética por año y este año contribuyó bastante para desorganizar las actividades del Día Mundial del Agua. En la oficina Recaudadora de Impuesto Predial comandada (es un decir) por Rafael Herrera, hay personal que su única función es saludar e ir por los gaspachos.  ¿No los pueden correr o no los pueden poner a trabajar? ¿Qué será peor?

 

Dicen las Malas Lenguas que pasan los meses y el Robbie Rotten piedadense deja de tener esa fortaleza política que un día tanto presumió. José Eduardo Torres ha dejado de asistir a los eventos que como regidor tiene la obligación de atender, participa poco o casi nada en las actividades de las comisiones a las que pertenece y cuando ante el cabildo se ha mostrado incapaz de llevar una propuesta que valga la pena mencionarse.

Ante la incapacidad de los regidores panistas por ponerse de acuerdo, el perredista tenía en sus manos la posibilidad de liderar la bancada de la coalición PAN- PRD, pero pues se necesita trabajar más y hablar menos.

¿Quieres ser presidente municipal? ¿Y si comienzas por ponerte a trabajar?

 

Dicen las Malas Lenguas que en el acto cívico por el Aniversario del Natalicio de Benito Juárez apareció como orador oficial el regidor Alejandro Barreto Cabrera, quien pronunció un tibio discurso que intentó dirigir o le dijeron que lo dirigiera hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador, argumentando con voz entrecortada y harto miedo algo así como “ojalá que el presidente no se reelija”.

Las voces chairas presentes en el evento comenzaron a llamarlo subordinado, adoctrinado y le recriminaron el hecho de dejarse utilizar para atacar. Todo por un mal discurso.

Lo mismo pasó en el aniversario de Lázaro Cárdenas con quien tomó la palabra: se nota claramente que estos funcionarios se ponen a hacer la tarea cinco minutos antes de entregarla y sobre las rodillas. Señores regidores ¿ni eso pueden hacer bien?

 

Dicen las Malas Lenguas que la directora del Instituto de la Mujer, Claudia Buenrostro, demostró que sí tiene ganas de hacer las cosas de la manera correcta y desarrolló un buen programa de actividades en el marco del Día Internacional de la Mujer, logrando atraer la atención de cientos de familias que se congregaron en la plaza principal para participar en la pasarela del rebozo, la serenata y en la exposición de los talleres de las emprendedoras.

Lo malo es que no contó con el respaldo de los titulares de las otras áreas que bien pudieron involucrarse y no lo hicieron. Es más, en el cierre del festival se colocaron 100 sillas en primera fila para regidores, directores y jefes de área (como si fueran más importantes que los ciudadanos, maldita costumbre), pero ninguno se hizo presente.

De todos los eventos que organizó, apenas uno mereció un escueto boletín por parte de la dirección de Comunicación Social y eso que se tomaron muchos videos y fotos de las que solamente vimos cuatro.

Dicen las Malas Lenguas que el director de Cultura, Antonio Estrada Dávalos, tiene un pie y medio fuera de la administración municipal o por lo menos encabeza los pronósticos en la quiniela que han organizado los panistas de la generación de los millennials.

Además de que no ha sido capaz de organizar siquiera un concurso de Karaoke, varios de los artistas locales presentaron ante la Contraloría municipal una denuncia de supuestos actos de corrupción, argumentando que les cobraba derecho de piso por presentarse en la Escuela de Artes.

En una entrevista realizada por La Redacción, la poetisa María Elena Torres reveló que se prohíbe, con el uso de policías, la entrada a personas que quieren ingresar al recinto dedicado a las manifestaciones artísticas.

Lejos de responder con trabajo a tales acusaciones, el funcionario optó por irse de vacaciones, justo un día después de haber cumplido seis meses de actividades. ¡Como si se lo mereciera!

Las preguntas que surgen son mucha: ¿Quién lo recomendó? ¿Por qué se le contrató? ¿Quién o qué lo mantiene en el cargo? ¿Quién le autorizó irse de vacaciones? ¿Y a nosotros, los ciudadanos, quién nos rinde cuentas?

 

Dicen las Malas Lenguas que lo que no han podido hacer los regidores en ocho meses de trabajo, que es llevar ante el cabildo propuestas que permitan una mejor convivencia de los piedadenses, lo tuvo que hacer una asociación civil representada por Jorge Valera, personaje que un tiempo simpatizó con el PAN y luego apoyó la candidatura del Doctor Pepito por Morena.

Se trata de un planteamiento que establece la prohibición de las bolsas de plástico en los comercios locales, con la finalidad de evitar la contaminación en el medio ambiente. Como los integrantes de la asociación no podían tomar la palabra en el pleno del cabildo, buscaron a la regidora que se supone representa al Partido Verde, Gloria Rizo para que fuera su portavoz.

Por lo menos ya hizo algo la regidora, pero ¿y los demás qué esperan? ¿Qué lleguen más ciudadanos a hacerles la tarea? Tanta flojera no puede ser posible.

 

Dicen las Malas Lenguas que definitivamente no habrá ya quien rescate a Silvano Aureoles Conejo del espantoso lío en que se ha metido al malgastar los pocos recursos que tenía a su disposición. El Gobierno federal ya le envió un mensaje muy claro con respecto a los conflictos con el magisterio y por más que se agarre echando culpas a sus antecesores, no habrá dinero para pagar tanta deuda.

Las excusas han sido muchas, como si quisiera ocultar hechos tan evidentes como el financiamiento hacia la campaña de su medio hermano, Antonio García Conejo para convertirlo en Senador. Los ciudadanos tampoco olvidan sus paseos en aeronaves ni el despilfarro de recursos en su promoción personal, cuando alguien le habló al oído y le dijo que podría ser el candidato a la Presidencia de la República.

Lo malo es que nos está llevando entre las patas a todos los michoacanos, en cada municipio se sabe de empresarios, industriales, comerciantes y prestadores de servicios que tienen años esperando que se les paguen facturas de bienes que le fueron vendidos a alguna dependencia estatal.

Ora si que como dijera el Buki. ¿A dónde vamos a parar?

 

Dicen las Malas Lenguas que aún y con todo lo que se ha dicho de la actual administración estatal, para los perredistas ha quedado claro que no tienen otra opción que Silvano Aureoles Conejo como contrapeso ante la fuerza mayoritaria de Morena y su líder Andrés Manuel López Obrador.

En el evento del aniversario de la Expropiación Petrolera, se reunió en Michoacán la plana mayor del PRD, con la presencia de los liderazgos como Jesús Ortega, Jesús Zambrano, Carlos Navarrete, Miguel Ángel Mancera, Guadalupe Acosta y fue claro el mensaje que se dio al ver la absoluta coincidencia entre el gobernador michoacano y Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, en temas como el petróleo y otros asuntos de índole económica.

Por ahí se pudo ver a varios de los integrantes de ADN, aquellos que semanas atrás se rasgaron las vestiduras y gritaron a los cuatro vientos que se iban del PRD por sus desacuerdos con la militancia, pero que rápido se acordaron de que tienen que comer y que aquello de trabajar no se les da.

Muchos de ellos han reculado y ya fueron a pedirle perdón al gober, mientras que otros como el legislador de Angamacutiro, Erick Juárez Blanquet, sigue respaldando en el Congreso las decisiones de Silvano Aureoles Conejo, luego de que se darse cuenta de que en Morena no se abrirían las puertas tan fácilmente.

¿Será, ahora sí,  el 2021 el año de Silvano Aureoles como candidato a Presidente de la República? ¡Dios guarde la hora!

 

Claroscuros: Si la directora del Instituto de la Mujer, Claudia Buenrostro, pudo traer un trovador a cantar en la fuente de la garza ¿Por qué el director de cultura, Antonio Estrada Dávalos no pudo armar ni una calaverita el Día de muertos?

Si el director de Fomento Agropecuario, Fernando Rosales Vallecillo, organizó con gran afluencia una feria de crédito para los productores del campo, ¿Por qué el director de Promoción Económica, Juan Carlos Guzmán Ruiz, no puede ni organizar la tanda de la oficina?