Inicio El Terruño Ha dado inicio el Año Nuevo Purépecha

Ha dado inicio el Año Nuevo Purépecha

109
0
Foto: México Desconocido

Cuanajo, Mich.- El pasado viernes dio inicio el Año Nuevo Purépecha, con una ceremonia en honor a Kurhikuaeri, la principal deidad de la etnia, en la que se renovó la identidad cultural de varias comunidades asentadas en la meseta de Michoacán.

Los purépechas, la principal etnia de Michoacán, cada 1 de febrero celebran un nuevo año, caminando con el “Abuelo Fuego” entre los poblados indígenas como una tradición ancestral que marca el inicio de un nuevo año que coincide con el ciclo agrícola del occidente mexicano.

Esta celebración se celebra el dia 1 de febrero, gracias al rescate cultural de la tradición logrado varios luchadores sociales en el año de 1983, cuyo verdadero objetivo es la preservación de los valores culturales, sociales, educativos y artísticos del pueblo purépecha.

La celebración consiste en un recorrido por diferentes comunidades indígenas como Naranja, Tírindaro, Barranca Honda, Erongarícuaro, San Bartolo, Santa Ana Chapitiro, Tócuaro, Pátzcuaro, Ucicho Arócutin y Cuanajo, donde los pueblos originarios se reconocen entre sí con la finalidad de recuperar la sabiduría, la paz, su fuerza y su raíz.

Durante la jornada se realiza una ceremonia para el apagado del fuego viejo, el ritual para la selección de nuevos cargadores y el encendido del Fuego Nuevo, con el cual se refrenda la hermandad y la identidad.

Durante el encendido del Fuego Nuevo se hace honor a la memoria de abuelos, padres y demás ancestros, que provienen de diferentes épocas para fortalecer los valores de los purépechas.

Durante la caminata se hacen paradas en diversas comunidades purépechas con el propósito de fortalecer los lazos de amistad y rescatar los valores de su cultura.

Los asistentes van transmitiendo a través de un altavoz conocimientos recibidos en sus familias, de tal forma que en la actualidad han logrado recuperar una gran cantidad de información no solo sobre la ceremonia, sino también sobre otros aspectos tan variados como juegos, música y datos históricos, que se remontan al pasado prehispánico.

El Fuego Nuevo, en esta ocasión, fue encendido en Cuanajo, lugar donde los pobladores deben preservarlo durante los próximos 365 dias, hasta que es trasladado a otra sede dentro de la misma meseta.

Los participantes se calientan con el ”Fuego Nuevo” para sobrellevar el frío de la noche, al tiempo que lo alimentan y le ofrecen oraciones.

La ceremonia está dedicada al dios del fuego Kurhikuaeri, la principal deidad de los purépechas, para pedirle abundancia en los cultivos del nuevo ciclo y permiso para que el fuego pueda cocinar los alimentos que les darán energía y vida.

La conmemoración del Año Nuevo Purépecha resurgió en 1983, después de casi 500 años de permanecer en el recuerdo tras la conquista española, con la idea de revalorar los conocimientos y raíces culturales prehispánicas.