Inicio General Guamúchil, el fruto casi desconocido de nuestro México

Guamúchil, el fruto casi desconocido de nuestro México

0
0

La Piedad.- De un sabor dulce con toques amargos el guamúchil o Huamuchil, es una vaina que crece en árboles de las zonas cálidas del país. Sin embargo, en la región de La Piedad, también hay un sin número de árboles que ofrecen este fruto silvestre sin que muchas personas lo consideren como parte de su dieta.

Es raro ver que se oferte este fruto en los supermercados y no hay estudios que reflejen su valor nutricional, además de que son pocas las personas que buscan su comercialización y lo cosechan para consumo personal.

Por otro lado, son pocos los puestos dentro del mercado municipal en que se pueden encontrar y se venden por puño o por lata, nacen de frondosos árboles que además de esta vaina ofrecen una sombra bajo la cual puede cualquier cubrirse de los rayos del sol y en época de cosecha de pueden ver tanto a niños como a adultos tratando de cortar el fruto con largas varas para luego de haber llenado algunas cubetas dirigirse a los lugares de comercio o irlos vendiendo casa por casa.

Para quien no conoce este fruto, se trata de una vaina con esferas blancas de un sabor dulce y amargo, con una semilla negra (esta no se come) y se pueden encontrar en regiones de los estados semiáridos o calurosos, como Colima, Jalisco, Querétaro, Tamaulipas, Oaxaca, Morelos, Sinaloa y algunas regiones de Michoacán.

De acuerdo con lo que señala la Comisión Nacional Forestal se trata de frutos nativos de México, cuyo nombre científico es Pithecellobium dulce, son ricos en proteínas y fibra y salen delos árboles en febrero, pero es hasta los meses de abril y mayo cuando las vainas se tornan de un color rojo que indican que están listos para ser cosechados.

Este árbol se adapta a casi cualquier suelo, desde arenoso o arcilloso, hasta encharcado, pertenece a una serie de árboles endémicos de este país, así que cuando alguien te ofrezca a probar un guamúchil no lo pienses dos veces y dale el beneficio de la duda a probar este dulce fruto de nuestra tierra.