Inicio General Sucesos ZAMORA, DONDE LA VIOLENCIA LLEGÓ PARA QUEDARSE

ZAMORA, DONDE LA VIOLENCIA LLEGÓ PARA QUEDARSE

0
0
Compartir

Zamora, Mich.- La violencia está imparable en la región de Zamora, al grado que el Comité Directivo Municipal del PRI ha emitido un comunicado exigiendo la implementación de medidas que frenen la ola de crímenes, sin reconocer que la oleada de crímenes se recrudeció cuando el tricolor era gobierno, tanto en la federación como en las diferentes cabeceras municipales de la zona.

En lo que va del 2018, en la región comprendida entre Zamora, se han registrado 240 homicidios, de los cuales 142 ocurrieron durante el trienio del priista José Carlos Lugo Godínez y 84 en la administración del morenista Martín Samaguey Cárdenas.

El resto de los crímenes se han registrado en los municipios de Jacona, Purépero y Tlazazalca con los que existe vecindad.

El mes de diciembre ha tenido un inicio violento, pues en apenas 8 días 23 personas fueron atacadas por criminales, de las cuales 13 perdieron la vida al ser abatidas por las balas de sicarios, que permanecen prófugos de la acción de la justicia.

En noviembre, los medios periodísticos que dan cobertura a la región reportaron 39 personas baleadas por alguno o varios integrantes de grupos delictivos, de esa cantidad 14 sobrevivieron a los ataques y 25 perdieron la vida.

El fin de semana circuló a través de las redes sociales un comunicado emitido por parte del Comité Municipal del PRI de Zamora, exigiendo a las autoridades municipales emanadas de Morena poner un freno a la violencia que se registra en dicha demarcación.

El pasado dos de octubre, el Gobierno del estado de Michoacán, encabezado por Silvano Aureoles Conejo, se reunió con autoridades de los diferentes niveles de Gobierno para trazar una estrategia que garantice la seguridad de los habitantes de ésta región.

Aquel día, el Gobernador categórico, afirmó: “Nunca más Zamora será nido de delincuentes, pues trabajaremos juntos para hacer de este un municipio que destaque por la eficacia de su policía y su seguridad”.

Después de eso, 60 personas han muerto y 35 sufren secuelas de alguna lesión producida por proyectil de arma de fuego.