Inicio General VIVEN MIGRANTES VIACRUCIS PARA LLEGAR A ESTADOS UNIDOS

VIVEN MIGRANTES VIACRUCIS PARA LLEGAR A ESTADOS UNIDOS

157
Compartir

La Piedad.- cientos de migrantes pasan todos los días por el municipio de La Piedad, como parte de la travesía que deben seguir para llegar a los Estados Unidos, tratando de cumplir con el sueño americano, pero muchos de ellos no lograrán terminar su camino.

Pasan los días en un trayecto que parece interminable, desde que abandonaron sus hogares en países como Honduras, El Salvador y otros en los que dejaron familia, hijos, buscando una mejor calidad de vida, ya que en su lugar de origen esto no podría ser posible, pues la crisis económica que se vive en esas latitudes del planeta, hacen que algo tan simple como comer se convierta en un desafío

La mayoría de los migrantes que arriban a La Piedad, lo hacen a través del ferrocarril, ya que eligen caminar por el pacífico, porque montar “la bestia” que cruza por los estados de Veracruz y Tamaulipas, es sumamente peligroso y aun que viajar por esta ruta es casi  mil kilómetros más largo, prefieren invertir días por seguridad de alcanzar su meta.

Aquellos que llegan a La Piedad, logran aquí una estancia de 3 o 4 dias y luego continúan su camino, volviendo a arriesgarse para subir al tren, o bien buscan pedir “aventón” en la carretera, exponiendo a los peligros que esto conlleva, para poder llegar a la frontera, en nogales o en tijuana y correr el último peligro mortal, que significa tratar de cruzar la frontera, ya que una vez en territorio “gringo” deben seguir escondiéndose de la migra, todos los días, para ir a un trabajo esclavizante y poder enviar unos cuantos dolares a sus familias, que dada la paridad del dolar, se convierten en estabilidad económica.

A pesar de los muchos peligros a los que se enfrentan, los migrantes del sur, que viajan hacia los Estados Unidos, dicen no tener otra opción para obtener un sustento para sus familias, pues o se arriesgan a cruzar y obtener algo mejor o se establecen en alguna ciudad fronteriza o mueren en el intento, pues de cualquier manera morirían si se quedaran en su lugar de origen, asegurando que en su camino, al menos encuentran manos amigas que mitigan sus pasos hacia un sueño que parece inalcanzable.