Inicio Opinión VENEZUELA ENSEÑA AL MUNDO

VENEZUELA ENSEÑA AL MUNDO

1
0

Por Marko Antonio Córdoba Aguirre

Últimamente los medios de comunicación y en las redes nos han inundado del tema de Venezuela, vemos la nota en los noticieros, la leemos impresa en los periódicos y que no falte el amigo que comparte ya sea una nota, un meme, un video o una frase en apoyo a los venezolanos, y es que la noticia ya es tendencia mundial.

Aquí lo interesante es que en las redes las opiniones son divididas, algunos apoyan a Maduro y algunos otros apoyan a Guaidó, es por ello que quise hacer un poco de investigación para saber más acerca del tema, espero que los expertos no me crucifiquen si ven que está muy sintetizado el tema.

Primero hay que centrar el tema con una visión geopolítica, Venezuela es un país con grandes reservas de petróleo, muchos expertos hablan de que es el país con mayor número de reservas del mundo.


Lo siguiente a considerar es que en éste mismo continente hay un país que tiene el mayor número de vehículos por persona, que por ende mayor consumo de gasolina hace. Ese mismo país maneja industrias millonarias de ropa y plásticos que vende a nivel mundial, y que al igual que la gasolina sus componentes son derivados del petróleo, lo cual se ven obligados a importar, debido a que producen sólo 40% del consumo que hacen, es decir, por cada 100 barriles que consume 60 son importados de otros países, adivina ¿quién es?, ¡exacto! nuestro vecino Estados Unidos.


Resulta que Estados Unidos actualmente importa gran parte de su petróleo del otro lado del mundo, en la región del medio oriente en los países de Qatar, Emiratos Árabes y Arabia Saudita. Que tarda de 40 a 45 días en traer de esos países el tan preciado recurso por lo que los gastos en logística son muy elevados.

Es por ello que con tan solo un cálculo bastante simple se puede saber que traer el petróleo del país vecino del mismo continente en tan solo 4 a 5 días es mucho más factible, por lo que a toda costa se necesita un gobierno a modo para así beneficiarse por encima de cualquier interés local que pueda haber, (como toda la vida llevan haciéndolo con distintas naciones, ¿o no les parece familiar la historia?)


Pero bueno, y a todo esto ¿cómo es que Venezuela ha llegado a un punto tan crítico en la actualidad?, pues ahora si vamos a repasar un poco su historia.

Venezuela es un país rico en minerales naturales, en el inicio de su historia, bajo el dominio español, Venezuela sirvió como mina de metales preciosos todo el siglo XIX, llevándose a Europa: oro, diamantes, perlas y también cacao, azúcar y cuero.

Bajo la influencia de la revolución francesa en el mundo y en el instante que Napoleón decide invadir España, los independentistas con la aparición de Simón Bolívar (es por eso que escuchamos la tan citada República Bolivariana hoy en día) decide luchar por su independencia de España y la entonces provincia de Venezuela logra hacerlo y así autonombrarse la “Gran Colombia”. Que más tarde se independiza completamente llamándose Venezuela.


Pero su independencia no trajo consigo la prosperidad para los suyos como en un principio se perseguía ya que a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX se caracterizó por guerrillas, dictaduras, deudas y pobreza en gran parte del país (¿les suena algo parecido?).


En 1910 viene a descubrir que el país contaba con inagotables fuentes de “oro negro”, así que en menos de 10 años Venezuela desaparece la deuda externa y se convierte en el mayor exportador de petróleo en el mundo, pero ojo no la exporta Venezuela como Gobierno, sino las empresas petroleras instaladas en Venezuela que eran de los dos imperios dominante el de Inglaterra y el de Estados Unidos, que solo pagaban los impuestos necesarios para hacerlo.


La mayor cantidad de petróleo extraída del mundo, era de Venezuela en ese entonces, todos imaginaríamos que la historia de Venezuela cambiaria para sus habitantes a una mejor suerte, pero no fue así, prácticamente la economía de Venezuela se basó en el petróleo, descuidado así sectores claves como los agropecuarios, la Industria y el comercio. Así que lo que hacía falta para subsistir en Venezuela se importaba prácticamente todo del extranjero.


La situación para los venezolanos no cambió, la desigualdad, la pobreza, los presos políticos, y la situación del país se fue agravando con el paso de los tiempos, y Venezuela después de varias protestas, huelgas generales, intentos de golpes de estado y bajo la Junta Militar de Gobierno derrocan al gobierno dictador de Pérez Jiménez.


A partir de 1958 todos los presidentes de éste país se elegirán con elecciones, y en esos años con el furor del petróleo la infraestructura del país mejora, sin embargo, la desigualdad crece debido a que sólo los allegados al presidente ven multiplicadas sus fortunas con el gran negocio del petróleo y tristemente la mayoría social seguía hundida en la pobreza.


Cabe señalar que en estos años fue el denominado “Pacto único” llevado desde 1958 durante más de 40 años la alternancia entre dos partidos que ponían al presidente a modo, élite donde el único fin era el de enriquecerse a base del pacto comercial con el buen precio del petróleo a los Estados Unidos.


Carlos Andrés Pérez entonces presidente de Venezuela decidió nacionalizar la industria del petróleo debido a las épocas de bonanzas de sus precios, sin embargo, a finales de los 70’s el precio cae, llevando consigo mismo una crisis severa al país que seguía centralizando prácticamente toda su economía en el petróleo. El gobierno decide tomar medidas de austeridad, pero afectando al sector más vulnerable y olvidado, ¡otra vez! al de los pobres.


La situación llega a tal extremo que ve marcada su historia con tintes rojos en el denominado “Caracazo” en el cual de febrero a marzo de 1989 las manifestaciones y revueltas en todo el país terminan en la matanza de más de 3mil civiles.

Aquí es donde hace su aparición el tan nombrado Hugo Chávez, que en ese entonces era comandante de las fuerzas armadas, y que fue de los militares que se opuso a disparar contra los manifestantes.


Logra integrar una rebelión contra el gobierno represor y en ese entonces no logra su propósito y termina por ir a prisión 4 años, pero con ello ganarse la confianza de millones de venezolanos.


Es liberado en 1996 bajo indulto por el presidente Rafael Caldera, y pronto decide fundar el partido Movimiento Quinta República, decidiendo participar en las elecciones en 1998 logrando con ello ganar las elecciones y así convertirse en presidente de la República de Venezuela.


Su llegada al poder tuvo significativos logros, al poder implementar políticas sociales en favor de los más desprotegidos, reduciendo en más de la mitad el nivel de pobreza, erradicando el alfabetismo, obteniendo más del triple de estudiantes universitarios e impulsando una democracia participativa a través de la asamblea constituyente donde logra reformar todas las instituciones del estado.


Todo esto en una economía aún centralizada y basada en la venta del petróleo, que afortunadamente para su gobierno en esos años dispara sus precios y llega de nuevo la época de bonanza.


Chávez ganó el afecto de sus seguidores con medidas de impacto social sobre los más pobres, lo que lo lleva a ser reelecto por cuatro ocasiones.


Pero como la historia ante una crisis y caos nos enseña no todo es culpa de un solo factor, el gobierno socialista o como se proclaman “La República bolivariana de Venezuela” tuvo sus graves errores al tomar decisiones equivocadas, vamos a repasar algunos de ellos.


Chávez Implementó el “Sistema de democratización del empleo” que no es otra cosa que crear mayor número de empleos a través del Estado y así es como PDVSA (Petróleos de Venezuela S.A.) incrementó su plantilla laboral y en tan solo 4 años desde la llegada de Chávez en un 400% produciendo la misma cantidad de petróleo que siempre, es decir no era un movimiento administrativo para eficientar los procesos y ser más productivos, solo fue una medida para crear más empleos. Y lo mismo ocurrió con el aparato de gobierno, más funcionarios, más programas sociales, más subsidios, más gasto corriente.

Otra de las medidas Chavistas fue la expropiación de empresas privadas, haciendo que el mismo gobierno emplee a su población y terminando con la competitividad en el país, y como decimos comúnmente “a falta de competencia, incompetencia”.

Sin embargo, los ingresos de ese entonces del petróleo sostuvieron tales medidas, llegando a tal grado de que el 95% de las exportaciones fueran de petróleo.

Hugo Chávez muere por padecimiento de cáncer en el 2013 y lo sucede Nicolás Maduro, en el 2014 es donde se sufre de las consecuencias de unas medidas económicas socialistas, y es que al caer los precios del petróleo Venezuela la pasa mal en serio.


Los ingresos disminuyeron considerablemente al desplomarse los precios del petróleo, pero los sueldos y programas sociales que se tiene que pagar son los mismos y ahora es cuando no son posible pagarlos.


Lo que todo gobierno hace cuando le falta dinero, es recurrir al alza de los impuestos, pero debido a “La política de expropiar” no hay casi empresas para así recaudar impuestos, tienes una economía centralizada completamente dependiente.


Y ¿qué fue lo que hizo Maduro al quedar sin liquidez?, pues un error grave ¡imprimir más billetes! llevando con esto que la moneda venezolana se depreciara de una manera increíble teniendo una “hiperinflación”, la moneda venezolana se deprecia rápidamente, los precios de los productos se duplican en cuestión de meses y así sucesivamente sin parar hasta la fecha desde el 2015.


Serios problemas pasan por el Gobierno de Maduro y la misión bolivariana de ayudar a los pobres queda muy lejos, así que una vez más toma otra decisión equivocada en la desesperación da el decreto de la “Regulación del precio máximo” que termina por reventar toda la economía venezolana.


El cree que los socios capitalistas son los culpables al especular con los precios (en gran parte sí) , pero ¿qué pasa con un país que necesita importar prácticamente todo?, cuando un comerciante, productor o industrial quiere comprar algún, producto, insumo o materia prima, necesita el tipo de cambio de dólares y ante la desmedida depreciación de la moneda, pues resulta un monto descomunal por adquirir ese producto, pero al querer venderlos en Venezuela, debe someterse al precio que  el gobierno le imponga, que en casi todos los casos es por debajo de tu costo, así que, ese comerciante le queda de dos; o dejar de vender y cerrar el negocio, o vender mediante el mercado negro con sobreprecio debido a su escasez.


Hoy en día, existe una crisis severa que ocasiona una desmesurada migración de sus habitantes, buscando simplemente sobrevivir, porque, aunque parezca película, en Venezuela, productos tan básicos como leche, huevo y pan son demasiado escasos y medidos, y no decir productos de primera necesidad como papel higiénico, jabón, shampoo, desodorantes que únicamente los encuentran en el mercado negro.


La historia nos enseña para poder aprender de los errores cometidos, y esto es, que una política social “sobreprotectora” en la que no estimula el talento y crecimiento de sus ciudadanos para desarrollarse plenamente en un mundo globalizado, tiene sin lugar a dudas un final catastrófico, la política humanista de ayudar no solo es dar, sino enseñar a desarrollarse libremente sin ninguna dependencia y por el contrario, ese mismo ciudadano que ahora puede valerse de sí mismo, pueda aportar talento y ayuda para una mejora comunitaria y el buen vivir en su entorno.


Es necesario una política más humanista en todo el mundo, los “vecinos incómodos” deben entenderlo, si no cambian también su visión consumista-capitalista, verán su calvario en un futuro próximo, la gran nación norteamericana sufre y empieza a palidecer debido a que su modelo imperialista ha dejado bastantes necesidades al desvalijar prácticamente a las naciones que les han servido para saciar su voraz apetito por el dinero.

Los problemas reales de inmigración descontrolada y las “caravanas migrantes” lejos de sofocarse cobran fuerza, ante un “sueño americano “que en gran medida contribuyó a la pesadilla Latina que hoy prevalece en gran parte de Latinoamérica, que, de seguir a ese ritmo, pronto será un país insostenible.

Esperemos que la historia de Venezuela se resuelva lo antes posible en favor del bienestar de sus ciudadanos, en las manos de los venezolanos está y ante unas inminentes y próximas elecciones puede ser el bastión de una nueva historia que nuestros hermanos puedan escribir y que sea de éxito.


Y confiemos en que también nuestro recién iniciado nuevo gobierno mexicano aprenda de la historia y adopte medidas reales ante la crisis que vivimos, que, si bien no es tan drástica como la venezolana, tampoco “cantamos mal las rancheras “.

Abrazo cordial a nuestros hermanos venezolanos.

Agradezco sus comentarios al correo marko.antonio.cordova@gmail.com