Inicio El Terruño UN CINCO DE ENERO TRÁGICO; EL ASALTO A REFUGIO DE CRISTEROS

UN CINCO DE ENERO TRÁGICO; EL ASALTO A REFUGIO DE CRISTEROS

870
0
Compartir

El 5 de enero de 1935 fue en La Piedad un día trágico, porque tuvo lugar un acontecimiento en que resonaron las armas de fuego, con lamentable saldo de varios muertos y heridos. Recordemos lo más sobresaliente.

Por obra de un delator o un testigo de visu, las Autoridades municipales se enteraron de que en la casa situada en la esquina de Matamoros y Galeana existía un verdadero arsenal de parque, armas y propaganda proselitista de origen cristero.

A fin de comprobar la veracidad de tal informe, se presentaron el Agente del Ministerio Público, don Luis Guzmán Pedroza, y un ayudante, quienes fueron mal recibidos y peor tratados.

Ante tal actitud las Autoridades solicitaron la intervención del Destacamento Militar de la plaza, el cual se presentó en el lugar de los hechos y se armó la gresca. Se produjo una nutrida balacera; se perforó un muro; se prendió fuego al inmueble; se registraron varias bajas entre atacantes y defensores y, finalmente, se consumó el asalto.

En el cateo se encontró gran cantidad de parque, pistolas, fusiles y -dato revelador- rosarios, novenas y oraciones impresos. Solo uno de los pretensos guerrilleros logró escapar para irse a refugiar al pozo de don Félix Aguilera, calle de Corregidora, en donde por su mala suerte, fue localizado y rematado a tiros. Los cuerpos de los cuatro conjurados fueron expuestos al público en el portal de la Presidencia Municipal.

El cruento suceso ensombreció mucho la sana alegría del Día de Reyes compartida tradicionalmente por chicos y grandes.

Fuente: Manuel Ayala Tejeda «Aquí en La Piedad…» Algo de historia, leyenda, poesía, cuento y chisme. La Piedad, Mich. Editorial Zolín 1981.