Inicio General TRAS LA EMERGENCIA, VECINOS DEL MALECÓN SE DICEN ABANDONADOS

TRAS LA EMERGENCIA, VECINOS DEL MALECÓN SE DICEN ABANDONADOS

6
0
Compartir

La Piedad, Mich.- Vecinos del fraccionamiento El Malecón reclaman soluciones efectivas para evitar que sus familias sigan expuestas a los riesgos derivados del desbordamiento del río Lerma y que tienen que ver con la salud de los suyos y la preservación de sus bienes materiales. Se dicen abandonados por parte de las autoridades, que después de la tormenta, no han vuelto a visitar el lugar.

El rebombeo del líquido que permanece sobre la calle Malecón del Río, es una de las acciones que reclaman del gobierno municipal, además del establecimiento de medidas sanitarias para evitar la proliferación de plagas de insectos y la generación de focos de infecciones.

Y es que, el agua comenzó a fluir hacia las calles desde el domingo 23 de septiembre por la noche y aunque el jueves 27 se presentó la emergencia por la inundación de 32 viviendas, la emergencia sanitaria continúa, solo que a decir de los vecinos no está siendo atendida.

Juan Manuel Pérez Luna, señala que la salida de agua de dos compuertas que existen en la zona provoca que salga el agua del río y que se requiere que se coloque una costalera para evitar el flujo del agua, además de colocar bombas de agua para sacar el agua de la colonia.

“El presidente y sus colaboradores vinieron el jueves, pero ya no han vuelto para acá. Las instituciones se fueron, estamos abandonados en el Malecón. Solamente los del DIF andan trabajando realizando inventarios de las perdidas”, señaló.

Por su parte, José Eruviel Flores, vecino del fraccionamiento señaló que es urgente sacar el agua contaminada que se encuentra en las calles y que se ha revuelto con el drenaje, generando un gran foco de contaminación para todos los que en esa colonia habitan.

En la zona se percibe un olor nauseabundo que emana de las aguas contaminadas y algunos desechos en estado de descomposición; en una de las calles, ha crecido maleza acuática y una gran cantidad de microorganismos que generan la proliferación de bacterias que pueden provocar enfermedades.

Aún existen en dicha colonia más de 10 familias que no han podido regresar a sus casas debido a que en su interior existen aguas nauseabundas que hacen imposible la convivencia humana.

Según los vecinos, fue hasta la mañana de éste lunes que se hicieron presentes en la zona inundada elementos de la Jurisdicción Sanitaria del área de combate al mosco, pero aún no acude nadie para suministrar medicamentos o sustancias desparasitantes a los vecinos.

“Nadie nos dice nada. No sabemos si va a seguir lloviendo o si va a crecer más el río. Según los de la presidencia las compuertas están abiertas, pero ya fuimos a ver y no es cierto. El agua no ha bajado desde el viernes y no sabemos qué va a pasar”, argumentó María Elena Flores.