Inicio General Estado Silvano Aureoles dispuesto a iniciar huelga de hambre

Silvano Aureoles dispuesto a iniciar huelga de hambre

0
0
Compartir

Morelia, Mich.- El Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, anunció que iniciará una huelga de hambre, además de estar dispuesto a realizar una marcha hasta la Ciudad de México, para exigir que la federación se haga cargo de la responsabilidad de la educación básica en la entidad.

A través de una conferencia de prensa, celebrada este miércoles, el mandatario estatal arremetió en contra del ahora llamado Gobierno de México, para recordarle que el estado puede retirarse de los convenios signados con la Federación, específicamente en el que se suscribió años atrás en materia de educación.

“Es un derecho del Gobierno del Estado retirarse del convenio cuando así convenga a nuestros intereses, y es evitar una confrontación permanente de los maestros con las autoridades para demandar salarios”, señaló.

Y es que, la Secretaría de Educación Pública Federal le respondió en días anteriores al mandatario michoacano que no puede sustraerse de la responsabilidad de los servicios educativos, como lo planteó la semana pasada Aureoles Conejo, cuando planteó que de esa manera Michoacán estaría evitando cargar con una pesada nómina que tiene endeudado al Gobierno estatal.

“Si la próxima semana no hay una respuesta de la Federación y tengo que encabezar una movilización a la CDMX para que se regularicen los servicios educativos, lo voy a hacer, y si es necesario declararnos en huelga de hambre también lo vamos a hacer.

“No es un capricho, no es un arranque, no es un desplante ni un desafío; es defender los servicios educativos en beneficio de nuestras niñas, niños y jóvenes”, afirmó Aureoles Conejo.

El gobernador michoacano reiteró que está en disposición de construir un nuevo pacto educativo, “pero no en condiciones inequitativas como ha sido hasta ahora”, enfatizó.

Aureoles Conejo mencionó que su decisión de dar por terminados los convenios en materia educativa con la Federación tiene por objeto cesar la confrontación con el magisterio michoacano y garantizar sus pagos, sin las complejidades económicas que recurrentemente se presentan.

“No es que Silvano no les quiera pagar a los maestros, como andan diciendo algunos. No, el problema es estructural y de origen por un convenio que no se respetó. Empezó con un gasto del 10 por ciento el estado y 90 la Federación; no habíamos llegado al año 2000 y ya era 20 por ciento el estado y 80 la Federación; así se descuadró”, precisó el gobernador.