Inicio General Sucesos SERVICIO DE TAXIS: CARO Y DE MALA CALIDAD, COINCIDEN USUARIOS

SERVICIO DE TAXIS: CARO Y DE MALA CALIDAD, COINCIDEN USUARIOS

0
0
Compartir

La Piedad, Mich.- Con negativas de servicio, tarifas demasiado elevadas, vehículos en malas condiciones y servicio de mala calidad, es como operan la mayoría de los taxis de la localidad, según opiniones de los usuarios de este medio de transporte.

En las últimas semanas hemos recogido opiniones de los usuarios del servicio de taxis de la localidad, quienes coinciden en cinco situaciones que les incomodan. Los usuarios refieren que recurren a este medio de transporte debido a estas necesidades:

1.- Trasladarse rápidamente hacia un destino dentro de la ciudad donde las rutas del transporte público (microbuses) no llegan.

2.- Dirigirse a su domicilio, trabajo o escuela en las primeras horas de la mañana o después de las 8 de la noche, cuando el servicio colectivo ha dejado de operar hacia las colonias de la periferia.

3.- Por una necesidad eventual (una urgencia, la compra de la despensa semanal o quincenal, una fiesta, o un viaje en autobús).

A partir de este tipo de necesidades, los usuarios entrevistados coincidieron en señalar que el servicio que prestan las agencias de radiotaxi es de mala calidad, pues los conductores tardan demasiado tiempo en arribar al sitio donde se les solicita. Y en este punto en particular, las criticas más constantes fueron dirigidas hacia Taxis Monarca.

“He pasado hasta 45 minutos esperando un carro, llamo varias veces y me dicen que no tarda en llegar la unidad y al final me dicen que el chofer no encontró el domicilio y mejor se regresó. Es algo que me molesta demasiado porque a veces no tengo tiempo suficiente para irme en el camión y llamar a un taxi resulta contraproducente”, señaló Andrés Martinez, vecino de Ciudad del Sol.

Otros usuarios, como Carmen Rodríguez, Laura Valadez, Genaro Oñate, refirieron sentirse molestos porque el servicio de minibuses no acude a colonias como Vasco de Quiroga, Banquetes, Delta, Potrerillos, Laureles y Juárez, después de las ocho de la noche y que a partir de ese horario los taxistas incrementan desproporcionadamente el precio de sus tarifas.

Las personas entrevistadas acusaron a los taxistas del sitio Libre, ubicado en la calle Hidalgo, en el primer cuadro de la ciudad, de ser demasiado abusivos con las tarifas que aplican: “Hace unos días, un chofer me quería cobrar 60 pesos del centro hasta mi casa, cerca del CBTIS, cuando siempre me cobran 40 o 45 pesos. Desde luego que no acepté. Atravesé la plaza y en el sitio Morelos me cobraron 40”, dijo Jesús Guillén.

Con él coincidió Martha Palomino, de la colonia Nueva Banquetes, quien señaló haber tomado un taxi de este mismo sitio afuera de la clínica del IMSS. “No había ni un carro y ese iba pasando, me urgía llegar al otro seguro (el Hospital Regional de Subzona, situado a tres kilómetros de la clínica), cuando llegamos me cobró 60 pesos. Aunque le reclamé me dijo que si no le pagaba no me dejaría bajar y puso el seguro de las puertas”, comentó.

Los conductores del sitio de la Central de Autobuses se dan el lujo de negar el servicio a quienes les piden un domicilio dentro de la ciudad, bajo el argumento de que prefieren esperar que salga un viaje a Yurécuaro, Degollado, Numarán o alguno de los municipios cercanos, porque pueden cobrar más.

Directivos del Instituto Tecnológico de La Piedad han externado esta molestia, ya que constantemente sufren las desatenciones de los operadores.

“Vengo de Morelia y llego en camión los domingos por la tarde, siempre uso un taxi para que me lleve a mi casa en el barrio del Santuario, pero son varias ocasiones en que los choferes me dicen que mejor me salga al bulevar a ver si pasa un carro de otra compañía, porque ellos no me quieren llevar”, señaló una reconocida catedrática de dicha institución.

La mayoría de los usuarios entrevistados coincidió en señalar en que deben establecerse tarifas como en el caso de los microbuses, además de que se debe exigir a todos los choferes que porten su uniforme o identificación para mayor tranquilidad de los pasajeros.