Inicio General Policiaca SENTENCIAN A 23 AÑOS DE CÁRCEL A DOS IMPLICADOS EN ASESINATO DE...

SENTENCIAN A 23 AÑOS DE CÁRCEL A DOS IMPLICADOS EN ASESINATO DE SACERDOTE

0
0
Compartir

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), obtuvo sentencia condenatoria de 23 años de prisión en contra de dos personas del sexo masculino, responsables del homicidio del sacerdote de Puruándiro, ocurrido el 19 de septiembre de 2016.

El Tribunal de Enjuiciamiento resolvió sentenciar a Francisco J., y Vicente A., quienes de acuerdo a las pruebas presentadas por el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Regional, el día de los hechos privaron de la vida al párroco de la comunidad de Janamuato, José Alfredo López Guillén.

Durante el desarrollo del juicio, se logró acreditar que los acusados estuvieron conviviendo en la casa del religioso y tras sostener una discusión, los individuos sometieron al sacerdote, a quien maniataron con algunas prendas de vestir y lo envolvieron con una cobija, para luego colocarlo en la cajuela de un vehículo Jetta, color blanco, propiedad de la víctima; unidad que fue sacada de la casa parroquial, así como una camioneta Chevrolet, tipo Tornado.

De igual forma, se comprobó que se apoderaron de varios objetos de valor y los subieron a una de las unidades, las cuales fueron conducidas por cada uno de los sujetos y se retiraron del inmueble rumbo al municipio de Zináparo; sin embargo, a la altura del predio conocido como El Guayabal, bajaron al sacerdote y lo privaron de la vida, ocasionándole cuatro heridas por proyectil de arma de fuego.

Derivado de estos hechos, la Fiscalía Regional realizo las respectivas investigaciones, solicitándose orden de aprehensión en contra de Francisco J., y Vicente A., quienes fueron presentados ante el órgano jurisdiccional.

Una vez que el Tribunal de Enjuiciamiento valoró las pruebas presentadas, resolvió sentencia condenatoria de 23 años de prisión y al pago de reparación del daño, tras haberse acreditado su responsabilidad en los delitos de homicidio calificado y robo calificado grave.

De esta manera, la PGJE refrenda su compromiso de llevar ante los tribunales a quienes con sus actos atenten contra la vida de las y los michoacanos; no habrá impunidad