Inicio General SE SIENTEN ABANDONADOS VECINOS DE “EL MALECÓN”

SE SIENTEN ABANDONADOS VECINOS DE “EL MALECÓN”

1
0
Compartir

La Piedad.- Vecinos de la colonia “Malecón” de esta ciudad, se dicen abandonados por parte de las autoridades, ya que a 12 días de la inundación por el desbordamiento del río Lerma que afecto varias casas de esta zona de la ciudad, no hubo acercamiento posterior al momento en que personal de Gobierno del Estado, hizo un censo, en el que no se tomó en cuenta a varias de las casas de este lugar, donde quienes menos daño sufrieron, perdieron sus camas y colchones, por lo que a decir de los vecinos, no se ha hecho nada para ayudarlos a solucionar la problemática que les aqueja.

Tras bajar los niveles del río, han tenido que buscar por sus propios medios la forma de realizar acciones de desinfección al interior de las viviendas, donde incluso se muestran daños estructurales generados por la humedad en las paredes, que de momento no son lugares habitables, ya que pueden generar enfermedades respiratorias a quienes viven en el estos hogares.

Señalan que tuvieron que pasar muchos días antes de ver acciones de ayuda, pues no fue sino hasta la mañana del lunes 8 de octubre, cuando comenzaron los trabajos de limpieza en las calles de esta colonia, cuando una cuadrilla de personal de obras públicas, llevaron a cabo labores de lavado con agua a presión, pero señalan que no han tenido acercamiento otras autoridades luego de la visita que hizo personal de gobierno del estado el 1 de octubre por la noche.

Mencionan que será este martes 9 de octubre por la noche cuando se tenga una reunión con la autoridad municipal para expresar, cuales son las necesidades de los vecinos de este lugar, quienes afirman, no han sido escuchados.

Además coinciden en que desde hace tiempo se retiraron unas compuertas que había en este fraccionamiento, sin mediar explicación en ello, haciendo mención de que de haber estado estas compuertas en la zona baja del Malecón, se pudo evitar la inundación de la magnitud que se presentó.