Inicio Política Regidores, flojos y muy caros

Regidores, flojos y muy caros

1177
0

La Piedad, Mich.- Los regidores de La Piedad, además de aportar pocas alternativas de solución a los problemas del municipio, brindan poco tiempo o casi nada, en atender las demandas de los ciudadanos, sin desquitar el jugoso salario que devengan.

Algunos, como Gloria Rizo del PVEM y Ricardo Guillén, de Morena, se aparecen por su oficina hasta después del mediodía; a otros como el perredista José Eduardo Torres o los panistas Felipe de Jesús Sánchez y Alejandro Barreto es más fácil encontrarlos en cafés y eventos sociales que atendiendo a los ciudadanos.

Pero hay casos, como el de Hildelisa Abarca Serrato, de Movimiento Ciudadano, que anunció (a través de su vocero) que de plano no asistirá a la oficina que tiene en el palacio municipal porque, según ella, otros regidores espían sus actividades.

Este miércoles, a las 12:45 horas, La Redacción hizo un recorrido por las oficinas de los miembros del Ayuntamiento y ninguno de ellos se encontraba presente. Sus asistentes intentaron justificarlos con argumentos poco sólidos, considerando que perciben un salario de 40 mil pesos mensuales.

Los regidores del PRI cuentan con dos auxiliares administrativos y hasta una reportera particular para cubrir las actividades de Hugo Pérez León.

Dijeron que a los priistas Claudia Arcelia Guzmán y Hugo Pérez León, les habían dado ya el recado de que éste reportero los ha buscado en varias ocasiones y que iban a hacer lo posible por ponerse en contacto con ellos.

La oficina de Movimiento Ciudadano permanece desierta desde inicios del año, cuando Julio Basurto fue desconocido por miembro de ese organismo político e Hildelisa Abarca decidió ya no despachar en ese espacio.

En la oficina de Movimiento Ciudadano, donde se supone que despachan Julio Basurto López e Hildelisa Abarca Ríos, su asistente justificó su ausencia diciendo que “la maestra ya dijo que no va atender aquí, pero para eso me dejaron, para que yo la represente”.

La oficina reservada para Morena pocas veces tiene presencia de ciudadanos pues el regidor que la ocupa es desconocido por su partido.

De Julio Basurto, se sabe que ocasionalmente acude a la oficina del Movimiento Ciudadano, pero se niega a dar entrevistas bajo el pretexto de que “no me gusta hablar en público”. Ricardo Guillén también fue desconocido por el líder de Morena, José Albavera, pero sigue ocupando el espacio designado para este organismo político, aunque solo “a ratitos”.

En la oficina reservada para el PAN, PRD y PVEM existen tres asistentes pero los regidores brillan por su ausencia.

Los regidores que con mayor frecuencia acuden a atender a los ciudadanos son Mariana Sukey Silva, del PRD, así como María del Carmen López Alvarado y José Luis López Torres, de Acción Nacional.

Salvo honrosas excepciones, durante las sesiones de cabildo, los regidores carecen de argumentos para defender los intereses de los ciudadanos de La Piedad y han votado, todos y cada uno de ellos, a favor de incrementos en las tarifas del agua potable, el predial y otros impuestos municipales.