Inicio General Estado Refuerza Coepris vigilancia de establecimientos clínicos de cirugía estética

Refuerza Coepris vigilancia de establecimientos clínicos de cirugía estética

1
0

Morelia, Mich.- En aras de reforzar la vigilancia sanitaria en los consultorios y clínicas que realizan procedimientos estéticos y de cirugía plástica, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Michoacán (Coepris) participó en el foro “Panorama Médico-Jurídico de la Cirugía Estética en México”, que se realizó en el Palacio Legislativo de San Lázaro, en la Ciudad de México y que estuvo organizado por la Comisión de Salud.

Al subcomisionado de la Coepris, Roberto Pablo Domínguez Aguirre, le correspondió representar a la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), en el citado foro, donde se hizo el compromiso de proteger a la población con un seguimiento puntual a los consultorios estéticos.

En dicho foro, tanto autoridades sanitarias, como diputados, diputadas y cirujanos plásticos de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, coincidieron en que los procedimientos estéticos y reconstructivos los deben realizar únicamente por especialistas certificados, más no los que sólo cuentan con una maestría en cirugía estética, ya que éstos no se encuentran avalados por la Asociación Mexicana.

Ahí se discutió la necesidad de reformas al Código Penal Federal para castigar a quien dañe la salud de un paciente; e incluso la Comisión de Salud se pronunció por construir una legislación respetuosa de derechos humanos, pero que combata con mayor fuerza a la charlatanería y la problemática con la que se encuentran todos los días los usuarios y usuarias que son víctimas de malas prácticas estéticas.

La problemática radica, en que actualmente existen numerosas instituciones que ofrecen cursos con escasa o nula práctica con pacientes y ofrecen maestría en cirugía estética, donde sus egresados se dedican a operar e inyectar sustancias ocasionando múltiples complicaciones desde daños físicos hasta fallecimientos.

Esta problemática es violatoria de los derechos humanos y “constituye un problema de género porque alrededor del 85 por ciento de los fallecimientos a causa de una mala práctica son de mujeres, y 90 por ciento queda con secuelas permanentes”. También es un problema de salud pública porque cuando el médico que operó no resuelve la complicación causada por su mal procedimiento, los pacientes acuden a hospitales públicos donde hay servicios de cirugía plástica, estética y reconstructiva, y se utilizan recursos humanos, materiales y financieros que pudieran haberse usado en pacientes con secuela de cáncer o niños con malformaciones o algún otro, aseguró Domínguez Aguirre.

Dentro de la estadística presentada por el Comité Médico Legal de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, fue que durante el año 2010 el Hospital General de México reportó en una casuística, 279 pacientes complicados con secuelas de procedimientos estéticos, 84 por ciento eran mujeres en edad productiva, con una media de edad de 36 años, y 87 por ciento eran de nivel socioeconómico medio.

Respecto a 2011 se atendieron 177 nuevos casos; al 23.72 por ciento se les realizó algún procedimiento quirúrgico costoso y utilizaron cuidados intensivos, complejas cirugías en varios tiempos; se reportaron varios fallecimientos y múltiples amputaciones de áreas glúteas, senos y miembros inferiores. El último estudio contiene datos a 2018 con 213 nuevos casos, “México ocupa el cuarto lugar en cirugías estéticas en el mundo, realizadas por cirujanos plásticos”, abundó Domínguez Aguirre.