Inicio REBOCEROS REBOCEROS DE LA PIEDAD OPERÓ CON DINERO DEL CHAPO GUZMÁN

REBOCEROS DE LA PIEDAD OPERÓ CON DINERO DEL CHAPO GUZMÁN

169
0
Compartir

La Piedad, Mich. – El equipo de Reboceros de La Piedad, entre 2000 y 2003, habría sido propiedad del Chapo Guzmán, según lo ha dado a conocer Tirso Martínez Sánchez, alias “El futbolista”, quien testificó en el caso de Joaquín “El Chapo” Guzmán, según información que publican diarios nacionales.

De acuerdo con el testimonio que el ya mencionado rindió ante las autoridades policiacas, durante un tiempo trabajó para la organización criminal conocida como el Cártel de Sinaloa y que distribuyó cocaína en Estados Unidos, de la cual el Chapo Guzmán era líder.

Durante su testimonio, “El Futbolista” reveló que invirtió millones de dólares en dos equipos del futbol mexicano, Venados de Yucatán y Los Reboceros de La Piedad, también señaló que entre los años 2000 y 2003 ganó 50 millones de dólares en el narcotráfico y que invirtió en el futbol mexicano, en Celaya, Irapuato, La Piedad y Mérida.

En ese periodo del equipo era propiedad de Valente Aguirre, logrando ganar la final de ascenso en 2001; durante 2002 el cuadro auriazul tuvo su época de gloria, llegando incluso a ser súper líder de la primera división nacional, bajo la batuta de Víctor Manuel Vucetich.

Se cuestionó mucho en aquel momento que el plantel rebocero no vivía en La Piedad y que solo utilizaban en estadio Juan N. López para los juegos oficiales; en varias ocasiones, jugadores como Rolando Fonseca, Alex Madrigal, Claudio Da Silva mencionaron sentirse extrañados de que les pagaran su salario en la cancha donde entrenaban, con mochilas llenas de dólares.

Luego de perder aquel partido de cuartos de final ante el América, los Reboceros se convirtieron en Gallos Blancos de Querétaro y, tres días después ante la Federación Mexicana de Futbol apareció registrada la franquicia de Tampico Madero con sede en La Piedad, Michoacán.

De esta manera, en la división de ascenso, entonces llamada Primera A, jugó un cuadro que era dirigido por Marco Antonio “El Fantasma” Figueroa, con jugadores como el Búfalo Cruz, Eduardo Fuentes, Mauro Gerk y Luis Francisco García. La primera temporada fue desastrosa, pero al siguiente torneo, ya en 2013 el equipo llegó a la final ante Irapuato, juego que se perdió en la tanda de penales.

Aquel partido se celebró en medio de una gran polémica ya que ambos planteles eran propiedad de una promotora deportiva encabezada por Luis Ramírez.

Tirso Martínez Sánchez, contó también que en ese tiempo compró el equipo de Venados de Yucatán en una cantidad que osciló entre los 600 y 700 mil dólares y que a Los Reboceros de La Piedad en 2.2 millones de dólares.

El testigo contó que en 2004 vendió a Los Reboceros de La Piedad en 10 millones de dólares y que en la operación de compra-venta ganó 4 millones de dólares.

El Futbolista contó que, aunque invirtió el dinero en varios negocios perdió todo y que actualmente sólo tiene propiedades que podrían costar hasta 3 millones de dólares.

Tirso Martínez Sánchez asegura que se gastó el dinero que ganó en el narcotráfico apostando en peleas de gallos y carreras de caballos.

Indico que con el resto de su dinero compró propiedades, autos casas, realizó fiestas, y lo compartió con mujeres.