Inicio General ¿QUÉ HACER EN CASO DE PICADURA DE ABEJA?

¿QUÉ HACER EN CASO DE PICADURA DE ABEJA?

166
0
Compartir

En nuestro municipio las picaduras de abejas, son comunes en primavera y verano, cuando hay más polen y estos insectos están más activos y los niños son quienes suelen ser los más afectados, normalmente en los pies y las manos.

La Unidad de Protección Civil Municipal, explica que la reacción habitual de una picadura es un dolor intenso en el momento, con la formación de una pápula (levantamiento rojizo de la piel con un punto central donde actuó el insecto). Puede haber edema progresivo en las 24 horas siguientes.

Shock alérgico y picada masiva aunque no todos reaccionan igual a una picadura, se puede producir una reacción alérgica que no depende ni del lugar, ni de la cantidad de veneno, es propia de cada uno.

Una reacción alérgica más intensa es llamada Shock anafiláctico. Es grave, y se manifiesta con dificultad para respirar o tragar, palidez y taquicardia. Síntomas que se dan dentro de la primera media hora y hasta dos horas después. Aunque es una reacción poco frecuente, en estos casos hay que actuar con rapidez, y acudir de inmediato a un Servicio de Urgencia, ya que puede causar la muerte del menor.

Si un niño ya ha tenido una reacción alérgica anterior, los papás deben mantener siempre medicamentos especiales al alcance de la mano, por si esa situación se vuelve a repetir.

¿Qué hacer cuando se trata de una picada masiva?

Cuando diez o más abejas o avispas, atacan la reacción se produce por la cantidad de veneno inyectada y hay que acudir a un Servicio de Urgencia de inmediato. O llame al 911.

Los síntomas son diarrea, vómito, fiebre y náuseas.

¿Qué hacer una vez que lo ha picado?

Cuando la avispa muerde, el veneno provoca en el lugar un ardor intenso, que se asemeja a una quemadura. Cuando la picadura es de abeja, ésta introduce la lanceta en la piel (similar a un espolón) con un saquito que queda pegado atrás. Este saco es una bolsa de veneno que la abeja desprende y luego muere. En este caso hay que:

1. No apretar ese saquito para no introducir el veneno en la picadura.

2. Desprender el saco y la lanceta con una aguja.

3. Durante unos 20 minutos, frotar la zona afectada con un algodón con bicarbonato, ablandador de carne o con desodorante que tenga aluminio (casi todos los antitranspirantes lo tienen). Con esto se neutraliza el veneno, disminuye el dolor y se evita una reacción más grave.

4. Tomar analgésico para las horas siguientes.

Pero, mucho cuidado y acudir a un servicio de urgencia si tiene las siguientes reacciones:

5. Hinchazón progresiva por más de 24 horas.

6. Inflamación del tobillo o muñeca, si la picadura es en una extremidad.

7. Dificultad para tragar y/o respirar.

8. Vómitos, náuseas y/o diarrea.