Inicio General Sucesos ¡PRESAS DE LA CUENCA LERMA-CHAPALA ESTÁN HASTA EL TOPE!

¡PRESAS DE LA CUENCA LERMA-CHAPALA ESTÁN HASTA EL TOPE!

6
0
Compartir

La Piedad, Mich.- Las autoridades de Protección Civil se mantienen en alerta tras el notable incremento de la capacidad de almacenamiento de las principales presas que vierten líquido a la Cuenca Lerma- Chapala. Podría registrarse el desbordamiento de diferentes afluentes en diversos municipios de la región, inundando campos de cultivo y afectando zonas de asentamiento humano.

Y es que, la presa de Tepuxtepec (situada en Maravatío), se incrementó de 90 metros cúbicos a 110 metros cúbicos por lo que esta situación pone en riesgo a varios municipios ya que el nivel del Río Lerma se incrementa considerablemente y puede causar afectaciones de inundación en zonas bajas. Este vaso tiene un almacenamiento de 452 millones de metros cúbicos de agua y se encuentra actualmente al 100 por ciento de su capacidad, recibiendo agua de las lluvias registradas en Querétaro y Acámbaro.

Lo mismo ocurre con la presa Melchor Ocampo, ubicada en Angamacutiro, la cual se encuentra al máximo de su capacidad, vertiendo grandes cantidades de líquido hacia el río Lerma, por lo que el riesgo del desbordamiento es latente para los municipios de Penjamillo, Numarán, La Piedad, Yurécuaro, asi como para Pénjamo y Abasolo en el estado de Guanajuato.

De acuerdo con Juan Gabriel Núñez Naranjo, coordinador municipal de Protección Civil en La Piedad, diariamente se está teniendo contacto con autoridades federales encargadas del manejo de los recursos hídricos, para conocer la situación que impera. “En La Piedad se han estado haciendo desfogues en el cauce viejo y el nivel ha bajado significativamente en Santa Ana, pero nuestro principal enemigo son las lluvias en la zona urbana, sobre todo porque varios arroyos, como el de Zináparo, el Cinco Oros y otros más están arrastrando mucha agua que proviene del cerro”.

Sin embargo, en otros municipios de la región donde las aguas del río Lerma corren libremente, el riesgo de afectaciones en terrenos de cultivo y de viviendas situadas en zonas bajas, obliga a extremar precauciones.

En el territorio guanajuatense, con un almacenamiento total de mil 624 millones de metros cúbicos, las principales presas del estado de Guanajuato se encuentran al 93.8% de su Nivel de Aguas Máximo Ordinario (NAMO) muy arriba del 2017 que estaban al 78.4%.

La presa Ignacio Allende se encuentra al 90% del nivel ordinario, Solís, con un almacenamiento de 773.5 millones de metros cúbicos, está al 100% y La Purísima al 103%; Yuriria está al 68%.

MONITOREOS A MEDIAS

En la mayoría de los municipios michoacanos, situados en el margen del Lerma, las autoridades locales no cuentan con una estructura organizada en materia de Protección Civil para mitigar los efectos que pudieran desencadenarse en caso de posibles inundaciones por el desbordamiento de ríos y arroyos.

El presidente municipal de Numarán, Daniel Zarate Estrada, señaló que a través de la dirección de Fomento Agropecuario se están monitoreando los niveles del río Lerma en las comunidades de El Palmito, La Tepusa, Pueblo Nuevo y la cabecera municipal.

En Penjamillo, el riesgo de inundaciones es para las comunidades de Santa Fe del Río, Guandaro, Vado Blanco, Tijuanita; mientras que, en el lado de Pénjamo, se han presentado ya afectaciones graves en varias comunidades, además de que la presa Huascato se encuentra también a su máxima capacidad, vertiendo grandes volúmenes de líquido hacia el arroyo que atraviesa la cabecera municipal, donde hace cinco años una corriente de agua causó estragos en más de 180 viviendas y negocios.