Inicio General Sucesos MURIÓ OLIVIA, VÍCTIMA DEL ABANDONO

MURIÓ OLIVIA, VÍCTIMA DEL ABANDONO

3498
0
Compartir

Numarán, Mich.- Olivia murió la noche de éste domingo, en la sala de urgencias del Hospital General de La Piedad, como consecuencia de las lesiones que presentaba y el deplorable estado físico de su persona, tras haber sufrido, en total abandono, una caída desde su propia altura.

Así lo confirmó el Secretario del Ayuntamiento, Carlos Porfirio, quien había estado con ella en la sala de urgencias gestionando su traslado en ambulancia hacia la ciudad de Morelia, donde recibiría atención especializada para su caso en particular.

Poco se sabe de lo que pasó con esta mujer de 70 años, que pasó los últimos días de su vida en una solitaria vivienda del fraccionamiento Las Cañadas. ¿Cuántas veces pidió ayuda? ¿Cuántas veces lloró? ¿Cuáles serían sus últimos pensamientos antes de caer en el estado de inconciencia en que fue localizada? Son preguntas que nadie puede a responder.

El estado físico en que fue localizada, es inenarrable. Imaginar su sufrimiento es imposible. Ella murió, abandonada, sucia, sola, llena de inmundicia, con lesiones que pudieron haber sido tratadas debidamente, pero no hubo nadie que le auxiliara en sus últimos días.

Por lo poco que se conoce del caso, a sus 70 años, Olivia A., A., vivía sola en una casa del fraccionamiento Las Cañadas en el municipio de Numarán. Sus familiares directos se encuentran en Estados Unidos, al menos eso le contó algún día a una de sus vecinas, quien era la que la visitaba para ver qué se le ofrecía.

Este domingo, cuando fue a visitarla, la encontró tirada en la peor de las condiciones; se cree que Olivia cayó accidentalmente y se lastimó de una forma tan severa que ya no pudo volver a ponerse en pie y que así permaneció durante varios días.

Nadie pudo determinar cuánto tiempo pasó sin probar agua o alimento, pidiendo tal vez ayuda. La opresión de su propio cuerpo contra el suelo le causó ulceras en su rostro y cadera, mismas que se infectaron hasta que proliferaron algunas larvas.

Aunque Radio Auxilio no tardó mucho tiempo en responder al llamado que le hicieron este domingo, la ayuda llegó demasiado tarde. Varios días después, tal vez semanas, meses o años. La ayuda que ella necesitaba, está mucho más allá de lo que pueden hacer los paramédicos: requería compañía y algo de afecto, solo eso.