Inicio Opinión LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

0
0
Compartir

Dicen las Malas Lenguas que en el Gobierno de Numarán el ambiente se encuentra tenso, pues por más que se busca un responsable de la grave crisis financiera que se vive, no encuentran a quien culpar.

En algunas ocasiones, los integrantes del Ayuntamiento actual, encabezado por Daniel Zárate Estrada han volteado hacia atrás buscando encontrar en el ayuntamiento 2015-2018, encabezado por Daniel Zárate Estrada, al culpable del desastre administrativo y financiero, pero luego los regidores ven hacia su costado y se encuentran con que algunos de sus compañeros son los mismos que estuvieron a cargo de las decisiones importantes y, por ende, corresponsables de la crisis.

Las palabras “Auditoría” y “Tope en lo que tope” han sonado en múltiples ocasiones y de diferentes labios. ¿Dónde quedó el dinero? ¿Quién gastó de más? ¿Alguien se lo llevó? ¿Y qué hacía entonces el tesorero? ¿Y el contralor? ¿Y los regidores?

 

Dicen las Malas Lenguas que próximamente se estará llevando a cabo la renovación del comité de Acción Juvenil de La Piedad, que actualmente dirige Iván Hidalgo Gallardo y los aspirantes a dicho cargo son Osmar Martínez Meza y Marco Alonso Montes, ambos afines al grupo de Marko Cortés y por ende, del equipo de los Hidalgo Gallardo.

Ambos son funcionarios municipales y en las próximas semanas habrán de salir a conquistar a los 18 jóvenes con militancia reconocida en el PAN. No debe ser sorpresa saber que Acción Juvenil llegó a tener hasta 160 integrantes y que solamente quede el reducido número que ya mencionamos. Sobre todo, porque hace años que el panismo ha cerrado sus puertas a nuevos miembros, cortando toda posibilidad de que la democracia se asome a su seno. Así pos no.

 

Dicen las Malas Lenguas que lo que está ocurriendo en el municipio de Numarán tiene sumamente preocupados a funcionarios del Gobierno de La Piedad que se vieron involucrados o que fueron a embarrarse de lodo en el cochinero de la localidad vecina.

Y es que, el tema ya está siendo analizado por regidores de La Piedad quienes están sopesando pedir la destitución de Samuel Hidalgo de su cargo como Secretario del Ayuntamiento, en tanto se resuelven las acusaciones que pesan en su contra sobre presuntos actos de corrupción en los que están involucrados también personajes del Comité Estatal de Acción Nacional.

En la pasada reunión que sostuvieron los alcaldes michoacanos con el Gobernador del Estado, Silvano Aureoles Conejo, el tema salió a relucir entre los emanados del PAN y la única respuesta que se escuchó por parte de los representantes numarenses fue que se trataba de un pleito personal de reporteros de diferentes medios de comunicación para con Daniel Zárate Estrada. Ora resulta que ellos hacen las marranadas y el puerco es uno.

 

Dicen las Malas Lenguas que el lunes se dio la noticia de que el Gobernador Silvano Aureoles decidió entregar los Servicios de Educación a la federación, declarándose incapaz de seguir pagando la elevada nómina del magisterio y personal administrativo de las escuelas de la entidad.

Para los morenistas, esto es un acto de gandallismo “pues se le está cargando la responsabilidad a Andrés Manuel López Obrador”, sin embargo, ese lastre lo han venido cargando michoacanos por una decisión de políticos de la era del ex gobernador Víctor Manuel Tinoco Rubí, que buscaron verse favorecidos por el voto magisterial y luego cada gobernador fue adquiriendo compromisos mayores hasta el punto de la quiebra actual.

Aureoles Conejo argumentó que recibió de la federación 7 mil millones de pesos y que ese recurso se tuvo que invertir en pagar adeudos que se tenían con el magisterio. “¡Qué no se hubiera hecho con esos 7 mil millones!”, cuestionó.

Que vayan pues los maestros a cobrarle a AMLO, al fin que estamos ante el principio del fin de la corrupción en México.

 

Dicen las Malas Lenguas que el día de ayer, en asamblea de socios, renunció la presidenta de la Cámara de Comercio, Rocío Guadalupe Contreras, argumentando malos manejos en la dirección a manos de Lourdes Rodríguez Rangel.

Los agremiados escucharon una larga letanía en la que se presume bloqueo de información, falta de claridad en el manejo de los recursos y una nula transparencia en la manera de proceder y tomar decisiones que tienen que ver con más de 500 agremiados a dicho organismo.

No se ha resuelto quien se quedará en el puesto que queda vacante y los comerciantes se encuentran preocupados pues desconocen realmente que está sucediendo al interior de la entidad que, se supone, los representa.

 

Dicen las Malas Lenguas que la Jurisdicción Sanitaria 6 de La Piedad, se encuentra convertida en un verdadero elefante blanco, carente de operatividad, gracias a los severos conflictos sindicales que imperan al interior.

Hace mucho tiempo que no existen acciones concretas para prevenir las enfermedades que hoy nos aquejan. En lo que va del año, los piedadenses hemos enfrentado brotes de dengue en Yurécuaro, Tanhuato, Penjamillo y La Piedad. En este último municipio, la situación es grave, a decir de médicos particulares, por la gran cantidad de casos que se registran y de los que ninguna autoridad informa.

Se han dejado de lado las acciones para monitorear la calidad de los alimentos que se comercializan en la vía pública, no hay trabajo de información hacia los ciudadanos sobre temas relacionados con su salud, no se emprenden acciones para prevenir las infecciones respiratorias agudas (IRA´s) en temporada de frío ni las gastrointestinales en la época de calor. En menos de dos años, la dependencia ha tenido 5 jefes jurisdiccionales y ninguno ha podido dar solución a dicho problema, pues lidiar contra los caprichos de seis sindicatos es más complicado que lavarse las orejas con los codos.

 

Dicen las Malas Lenguas que hasta ahora todos y cada uno de los regidores que integran el ayuntamiento de La Piedad están quedando a deber en cuanto a trabajo en favor de los ciudadanos, pues no existe, hasta este momento propuesta digna de destacarse y sus comentarios en el seno del cabildo se limitan a felicitaciones hacia el alcalde y uno que otro movimiento de cabeza en señal de asentimiento.

Alejandro Espinoza puede sentirse sumamente tranquilo al no tener oposición dentro de la comuna, pero eso no es bueno para un municipio que desea salir adelante.

Los priistas Claudia Arcelia Guzmán y Víctor Hugo Pérez, se han mostrado condescendientes con el desempeño de la administración municipal y a lo más que han llegado es a preguntar, una por los números del Festival del Globo (así le llamaron) y otro por la gestión para un Centro de Convenciones.

El morenista (aunque Albavera diga que no) Ricardo Guillén Pérez prefiere no meterse en problemas y nada de “muertito”, mientras que José Eduardo Torres, conocido como “El Robbie Rotten” ha comenzado a ausentarse de las sesiones de cabildo y ya los regidores de Movimiento Ciudadano, Julio Basurto e Hildelisa Abarca se frotan las manos para echárselo en cara como lo él lo hizo al inicio de la actual administración.

¿Qué podemos esperar de Gloria Rizo, Alejandro Barreto, Felipe Sánchez y Mariana Sukey? Ojalá nos sorprendan.

 

Dicen las Malas Lenguas que pocas semanas después de que Alejandro Espinoza recibió su constancia como presidente municipal electo, decidió nombrar a Juan Carlos Guzmán Ruiz como director de Promoción Económica del Gobierno municipal de La Piedad y hasta donde sabemos él aceptó el nombramiento, pero ¿ya le avisarían que tenía que comenzar a trabajar desde el 1 de septiembre?

 

Dicen las Malas Lenguas que, en varias oficinas del Gobierno municipal, principalmente en la Sindicatura y la oficina del Tesorero Municipal fueron encontrados micrófonos ocultos que estaban conectados directamente a la Oficialía Mayor, dependencia que ha estado a cargo de Samuel Hidalgo y de Benjamín Bañales.

En varias ocasiones, presidentes como Ricardo Guzmán, Hugo Anaya y hasta el ingeniero Juan Manuel Estrada tuvieron que recurrir a hackers para identificar perfiles falsos de Facebook que atacan sistemáticamente a las administraciones en turno o para proteger su información. Por lo regular se trata de personas dentro de la misma administración.

También se tiene conocimiento que existe una red de espionaje que se encarga de revisar las conversaciones de varios funcionarios de la administración, desde secretarias, hasta jefes de área y de ahí han salido conversaciones candentes y videos comprometedores, que luego son filtradas a las redes sociales para el desprestigio de determinadas personas. ¡Nomás vieran!

 

Dicen las Malas Lenguas que tenemos una diputada federal que se supone representa y trabaja a los piedadenses. ¿Alguien sabe algo de ella? Se llama… mmm… este… Yolanda… mmm, sí creo que sí pero no recuerdo su apellido. Pregunto porque de ella depende, en una gran medida, la asignación de recursos económicos para esta zona. ¿Su apellido?… No me acuerdo, pero prometió que iba a estar muy al pendiente de las necesidades de todos los habitantes de esta zona. ¿Cómo era?…  Empieza con G…. ¿Guelatao? ¿García? ¿Guerrero?… no doy.