Inicio Opinión LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

0
0
Compartir

Dicen las Malas Lenguas que en el Congreso del Estado de Michoacán los trancazos están a la orden del día: los Morenistas han arribado a la LXXIV Legislatura con una fuerza que puede demoler cuanto encuentre a su paso (aún aquello que funcione correctamente).

La ex perredista y ahora Morenista Cristina Portillo (muy amiga de los micrófonos y las cámaras) ha decidido que después de dos periodos como diputada ahora sí será honesta y comprometida con los ciudadanos, por lo que se aventó la puntada de salir ante la prensa a declarar que renuncia a los 175 mil pesos mensuales que recibía adicionales a su dieta.

Ella argumentó que en las legislaturas anteriores cada diputado recibía ese dineral para el pago de privilegios tales como gestoría a través de terceros, gestoría, gestoría extraordinaria, aportación de fracción política y compra de publicidad política. Dijo todo eso, y que ya no quiere ese dinero, al menos hasta que se sienten a negociar el tema de la austeridad. ¿Será que el poder milagroso de San Andrés Manuel ya hizo efecto en los antes gandallas y voraces perredistas?

 

 

Dicen las Malas Lenguas que el director de Educación, Martín Horacio Sánchez Molina, en días pasados dio una entrevista a este medio de comunicación en la que salió a relucir el desastre financiero y administrativo que había en el Gobierno que ya se fue.

Resulta que además de dejar un padrón manipulado de beneficiarios, el gobierno saliente no dejó el recurso económico necesario para el pago de las becas del primer bimestre del ciclo escolar 2018-2018 (septiembre y octubre).

Dicho de otra manera: no hay dinero para pagar las más de 4 mil becas y se tendrá que disponer de otros fondos para solventar el compromiso con los estudiantes de los diferentes niveles educativos.

El otro problema que se avecina es el rechazo de todos los estudiantes que pasaron a otro nivel educativo (de primaria a secundaria, de secundaria a bachillerato, etc.) ya que a estas personas se les dijo (en el mes de agosto) que quedarían en lista de espera, cuando la verdad es que ya no hay cupo para nadie más.

¿Qué cara van a poner los regidores (anteriores y actuales) cuando tengan que decirles a aquellas personas a las que les pidieron el voto que siempre no tendrán su beca?

 

Dicen las Malas Lenguas que el Tercer Informe de Actividades realizado por el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, dividió las opiniones de la clase política de Michoacán, pues muchos no estuvieron de acuerdo con los números presentados.

Las principales discrepancias surgieron cuando el gober abordó temas como la salud pública, pues el mandatario estatal sigue presumiendo la dignificación de los 430 Centros de Salud de Michoacán, la estabilización del abasto de medicamentos en los hospitales de la entidad y la liquidación de adeudos con el personal médico y administrativo que conforma la Secretaría de Salud de Michoacán (Sí, eso dijo).

También informó que, en materia de empleo, Michoacán tuvo el crecimiento más alto de los últimos 20 años, y que “estamos reestableciendo la gobernabilidad, la viabilidad financiera y la rectoría educativa”. Señaló además grandes avances en materia de seguridad.

Esta vez no escuchamos al panismo michoacano despotricar contra el mandatario estatal por sus malos resultados, como había ocurrido años atrás por medio de Marko Cortés, Alma Mireya Gonzales y hasta José Manuel Hinojosa. En aquellos tiempos calificaron a su gobierno como “el peor de la historia de Michoacán”.

¿Será que callaron pues ahora perredistas y panistas comen del mismo plato?

 

 

Dicen las Malas Lenguas que Roberto Pantoja, el coordinador del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en Michoacán, prácticamente le dio una Resucitación Cardio Pulmonar, terapia intravenosa y administración de fármacos a base a atropina, magnesio y calcio, al desahuciado esquema educativo del Gobernador Silvano Aureoles Conejo.

Y es que, acaba de decirle que está muy cerca el día en que el Gobierno federal se haga cargo de la nómina de más de 32 mil plazas con que opera la Secretaría de Educación en el Estado.

Imagínese usted el alivio que esto sería para el gobernador perredista, que enfrenta actualmente una deuda financiera por más de 5 mil millones de pesos tan solo en el rubro de educación.

Es obvio que surge la pregunta: con un favor tan grande ¿Qué es lo que Andrés Manuel López Obrador espera de Silvano Aureoles?

 

 

 

Dicen las Malas Lenguas que en los últimos días ha estado en la localidad el priista Mario Magaña Juárez, con la intención de reparar las fracturas que existen al interior del Comité Municipal del PRI, mismo que se encuentra acéfalo desde el mes de mayo pasado, cuando Alicia Ojeda Pérez pidió licencia para separarse de la presidencia del partido, al ser designada como candidata a la diputación local.

Al priismo local le urge un líder que les ayude a transitar por la oposición y trabajar en la formación de jóvenes afines al tricolor, para que sean estos quienes asuman los retos de los próximos años.

Sin embargo, ya los priistas han volteado hacia los cuatro puntos cardinales, buscado en el interior de sus organizaciones, en sus comités de base, en sus seccionales, en la calle, en la plaza, en el mercado y hasta debajo de las piedras y nomás no encuentran quien reúna el perfil deseado. El problema es que, si algun día llegan a encontrar a la persona adecuada, es muy probable que no tenga entre sus planes dirigir al PRI.

Aún existen algunos liderazgos como Jaime Mares, Adriana Hernández, Raúl Magdaleno, Tere Cano, pero difícilmente ellos dejarán los empleos que tienen para intentar resucitar algo que se resiste a respirar otra cosa que no sea polución.

 

Dicen las Malas Lenguas que los regidores de Movimiento Ciudadano, Hildelisa Abarca y Julio Basurto, plantearon en sesión de cabildo que los funcionarios que más ganan deben bajarse el salario a la mitad para obtener un significativo ahorro que podría emplearse en mejores apoyos para los ciudadanos.

En el papel, la propuesta no parece tan descabellada, incluso hay ciudadanos que consideran que es adecuada, pero no han analizado que si esto ocurre, los empleados sindicalizados estarían ganando mucho más que los directores y que además la medida se planteó demasiado tarde, pues a estas alturas implicaría engorrosos asuntos jurídicos y hasta se incurriría en actos de inconstitucionalidad.

En la sesión de cabildo de este domingo, a estos regidores se les entregó un documento en el que aceptaban renunciar a la mitad de su salario y se negaron a firmarlo, argumentando (en lo cortito) que la propuesta la habían formulado por instrucciones de su líder moral, no por estar convencidos de que sea esta una verdadera solución.

Ya encarrerado, el presidente municipal Alejandro Espinoza y otros regidores le recriminaron a Hildelisa Abarca su falta de responsabilidad para con el cargo que ocupa, pues en tan solo un mes ha faltado a una sesión de cabildo, a 15 de 16 izamientos de bandera y solamente asistió a 8 eventos de 92 que se efectuaron durante las fiestas patrias, argumentando que tiene asuntos importantes que atender en la escuela que dirige.

Por su parte, Julio Basurto no se presentó en ninguno de esos eventos y tampoco se hizo presente durante la atención a los damnificados por las contingencias derivadas del desbordamiento del río Lerma y afluentes que lo surten.

Bien dice mi amigo El Bolillo: “No es el mismo chingar que chingarle”.

 

Dicen las Malas Lenguas que tras la inundación de semanas atrás, el municipio de La Piedad enfrenta una contingencia de tipo ambiental, derivada de la gran contaminación que existe en las zonas afectadas. Hay ya un brote epidemiológico de Dengue, con más de 50 casos confirmados en diferentes colonias. Existen un riesgo alto de infecciones gastrointestinales por las aguas contaminadas que aún bañan algunas vialidades.

Se ha reportado desde semanas atrás, una molesta plaga de chinches, ha vuelto a proliferar la plaga de moscos, los incendios de pastizales y la contaminación que esto genera son de todos los días.

Pero ella, lejos de enfocarse en alguno de estos problemas, la directora de Ecología, Tatiana Ayala Aviña, se propuso realizar una campaña de esterilización para mascotas, pero con muy pobres resultados, olvidándose de su obligación de informar cuando es necesario abrir o cerrar las compuertas del dren de alivio.

Otro que se ha mantenido omiso en este tema es Luis Alberto Arriaga Belmán, jefe de la Jurisdicción Sanitaria 6, quien no ha emitido siquiera un aviso sobre las medidas de precaución que debe asumir la ciudadanía para evitar problemas sanitarios.

En Numarán, el doctor Josué Feliciano Ruiz Meza, director del Centro de Salud tomó la iniciativa de emprender una campaña de descacharrización con el apoyo de estudiantes del COBAEM, para evitar brotes de dengue. ¿Será muy complicado para Tatiana Ayala y Luis Alberto Arriaga realizar algo similar?

 

Dicen las Malas Lenguas que algun personaje ligado al Gobierno municipal está queriéndose pasar de listo para defraudar a estudiantes de La Piedad, ofreciendo cursar la preparatoria en tan solo ¡7 meses!

Ya hemos visto publicidad de una institución que solo utiliza las siglas INCEC que promueve estudios de preparatoria e invita a los interesados a inscribirse en la biblioteca “Jesus Romero Flores”, ubicada en los portales de la presidencia.

Sobre este asunto se le preguntó ya al director de Educacion, Horacio Sánchez Molina, quien dijo desconocer de la existencia de dicha institución y del por qué se hace uso de un espacio público, como es la biblioteca.

Ya existe el antecedente del Centro Iberoaméricano de Occidente, en el que se vio inmiscuido el ex titular del INJUP, Alejandro Saldaña Saldívar y sobre el cual se supone que existe una investigación en curso.

¿Quién será ahora el implicado en este nuevo caso que a todas luces está fuera todo marco legal?

 

Dicen las Malas Lenguas que este lunes por la noche se estarán conociendo los resultados del dictamen efectuado por un grupo de expertos encabezados por Ulises Caratachea Sánchez, en el que se analizaron los estados financieros que entrega la administración que encabezó Juan Manuel Estrada Medina.

Algunos miembros del ayuntamiento han señalado que la deuda heredada rebasa fácilmente los 100 millones de pesos. Además de que existe un monto de más de 90 millones de pesos provenientes de la federación de los que no se ha aclarado su destino final.

Gracias a ello, el municipio de La Piedad se ubica dentro del “Top 10 de municipios con más dinero de las participaciones federales que falta por comprobar”, según datos de la auditoria Superior de la Federación.

En esa lista se encuentran los municipios de Reynosa, Matamoros y Ciudad Madero del estado de Tamaulipas; Torreón, Coahuila; Ensenada, Baja California; Ciudad del Carmen, Campeche; Zamora, Michoacán; San Luis Potosí, La Piedad, Michoacán y Guaymas, Sonora.

El caso es que a los piedadenses no solo nos interesa que se aclare qué pasó con el dinero que hace falta, sino que se castigue a quien lo haya utilizado indebidamente.

¿Será este el principio de una larga letanía de pretextos para no cumplir con lo prometido en campaña? ¿Será acaso el tesorero Rigoberto Ortiz el indicado para poner para frenar el saqueo de las arcas municipales? #TaCabrón.