Inicio Opinión LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

0
Compartir

Dicen las Malas Lenguas que ahora que se avecina el cambio de administración municipal se están generando múltiples movimientos al interior de la plantilla laboral, donde se han sindicalizado un buen número de personas, algunas de ellas sin cumplir los requisitos para ello.

Tal es el caso del esposo de la regidora Estefanía Espinoza, quien hace menos de 15 días fue registrado como colaborador en el área de bibliotecas y de inmediato recibió el beneficio de la sindicalización.

Anuncio

Quien salió seriamente perjudicado fue Gonzalo Cano, quien dio inicio a su proceso de jubilación, pero una comisión integrada por los regidores Raúl Hernández, Yelitza Téllez, Ricardo Hernández e Iván Hidalgo no aprobó la pensión de 40 mil pesos mensuales que pretendía y tendrá que conformarse con el salario de inspector de obras que es de 3 mil 800 pesos mensuales. ¿Será que el cobraron la factura de un sinnúmero de desencuentros?

 

Dicen las Malas Lenguas que en el Registro Civil de La Piedad están saliendo a relucir una infinidad de irregularidades que fueron ejecutadas por Cuauhtémoc Reyes en el tiempo en que estuvo como oficial junto con su mujer, la ahora regidora electa Mariana Amaranta Sukey Silva Alvarado.

En cuanto el nuevo titular de la dependencia, Román Solorio Solorio, se acomodó en su escritorio comenzó a recibir quejas por parte de ciudadanos y empleados del Registro Civil y la Administración de Rentas, quienes denunciaron cobros altísimos por tramites que son gratuitos.

Cuauhtémoc Reyes pretendía ser también candidato del PRD a la presidencia municipal, como ya lo había sido en el proceso anterior y en ese afán atizó un avispero que tiene en jaque la operatividad del CBTIS 84. ¿Ahora que es sólo un ciudadano y padre de familia tendrá el mismo empuje, motivación y esfuerzo para resolver el lío que armó?

 

Dicen las Malas Lenguas que Alejandro Espinoza está cuidando con gran recelo los nombres de los funcionarios que integrarán su equipo de trabajo y les pidió que se mantuvieran cautelosos hasta que sea él, como presidente municipal electo, quien haga pública la información.

Sin embargo, a los nuevos funcionarios esta instrucción pareció no importarles: Martín Horacio Sánchez Molina ya anda pregonando a los cuatro vientos que es el nuevo director de Educación y hasta ha comprometido becas y otros apoyos que otorga la dependencia. Lenin López, ya se presentó ante varias organizaciones de gladiadores como el director de Deportes.

Como siempre sucede, los nombramientos de los nuevos funcionarios dejaron inconformes a decenas de panistas y perredistas que se sentían con derecho de encabezar alguna dirección.

Así las cosas, sabemos que Adrián Jiménez Gut, será el Oficial Mayor; Claudia Buenrostro, encabezará el Instituto de la Mujer; a Servicios Públicos regresará Ramón Romero, quien ya estuvo en el cargo durante la administración de Arturo Torres; sabemos que Ricardo Calderón también ha revelado que dirigirá la oficina de Relaciones Exteriores, y que Cesar Oceguera estará a cargo de Desarrollo Social.

De igual manera ha trascendido que algunos funcionarios de la actual administración continuarán en el nuevo Gobierno, como es el caso de Jorge Rubio que seguirá en el SAPAS; en Promoción Económica estará Juan Carlos Guzmán, y Rigoberto Romero en el Instituto de la Juventud. ¿Será que no saben guardar un secreto? ¿Son incapaces de seguir una instrucción? ¿O ya les anda por vivir tres años del erario?

 

Dicen las Malas Lenguas que apenas habíamos celebrado el hecho de que -por primera vez en la historia- el municipio de La Piedad tendría tres diputados locales y ya el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán “tumbó” la diputación plurinominal obtenida por Marcela Casillas Carrillo, representante del Partido del Trabajo.

Esto debido a la sobre representación que habrá en el Congreso de Michoacán de diputados emanados de la coalición “Juntos Haremos Más”, que integraron Morena, el Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social.

De tal manera que los piedadenses estaremos representados por Adriana Hernández y Hugo Anaya, quienes ya una vez hicieron buena mancuerna cuando la primera fue diputada federal y el segundo presidente municipal. Se rumora que Hugo encabezará a los diputados panistas ¿Adriana seguirá al frente de la bancada del PRI?

 

Dicen las Malas Lenguas que Hugo Pérez León anda que no se le despega a Alejandro Espinoza en las visitas que ha realizado a la Ciudad de México a entrevistarse con diputados, senadores y funcionarios federales, buscando la atracción de recursos para el municipio.

Para algunos puede llamar poderosamente la atención que sea un priista quien lo acompañe y no los regidores electos de Acción Nacional, pero si revisamos los nombres de quienes deberán respaldar el quehacer político del nuevo presidente municipal, no encontramos perfiles con vocación de servicio y trabajo desinteresado en la fracción del PAN.

¿O quien cree usted que esté dispuesto a trabajar desde antes de figurar en la nómina municipal? ¿Samuel Hidalgo? ¿Carmen López? ¿Luis López? ¿Alejandro Barreto? ¿La sindico Esther Naranjo? Ni pa’ cuando.

¿Y a Hugo Pérez que lo mueve entonces? Simplemente, es el único perfil que tiene el PRI para encabezar un proyecto político en un próximo proceso electoral.

 

 

Dicen las Malas Lenguas que luego de la sarandeada que les dieron a los funcionarios priistas en la ceremonia del Tercer Informe de Gobierno de Juan Manuel Estrada, muchos quedaron seriamente dolidos por las palabras del munícipe y de la regidora Yelitza Téllez, quienes hablaron de traición.

El inge Estrada se había tardado en hacer un fuerte reclamo a los funcionarios que hicieron como que trabajaban y también a los que antepusieron sus proyectos personales a los de los ciudadanos. Creemos que hasta se quedó corto en sus comentarios.

Pero ¿Tenía que ser Yelitza la que hablara de traiciones? ¿Era el momento, el lugar y la persona adecuada para hacer un reclamo de ese tipo? Puede ser que no, pero por lo menos ella sí tuvo el valor que les faltó a muchos que, afortunadamente, ya se van.

 

Dicen las Malas Lenguas que al Comité Municipal del PAN, encabezado por Ricardo Calderón, se le quitaron las ganas de andar presumiendo el trabajo realizado en el Gobierno de Numarán, encabezado por Daniel Zarate Estrada, donde no quedó ni un peso para sortear los compromisos del final de la administración y donde hasta los regidores del PAN se niegan a firmar la cuenta pública.

Recordamos todos los espectaculares que se colocaron en las principales calles de La Piedad donde los panistas se sentían orgullosos de la gestión de 70 millones de pesos para la ampliación a cuatro carriles del tramo carretero Jarípitiro- El Palmito. También la cacarequeada que dieron de la orquesta sinfónica y el proyecto de Cultura con el que se “resarciría el tejido social” (solo basta que un político diga una frase rimbombante para que todos la repitan sin saber su significante).

Seguramente tienen muy bien escondidas esas lonas. Poco se logró y el municipio sigue igual o peor, porque ahora ya no hay dinero, y el nuevo Gobierno que entre en funciones el 1 de septiembre no tendrá hacia donde voltear cuando intente buscar culpables del desaseo financiero y administrativo que existe.

 

Dicen las Malas Lenguas que el gran ridículo del año lo cometió Dirvana Aguirre Ochoa, quien pretendía ser parte del Ayuntamiento de La Piedad, valiéndose de falsos argumentos para demostrar que vive en éste municipio.

A los magistrados del Tribunal Electoral Federal solo les faltó soltar la carcajada cada vez que exponían sus argumentos para declarar la inelegibilidad de la ex candidata a regidora.

Estaban en una sesión oficial y en un recinto donde debe prevalecer la solemnidad, pero a más de uno les debió ganar la risa al ver que la representante del PVEM presentó como documento de identificación su credencial de elector, emitida en 2017, con domicilio en la ciudad de Morelia, al mismo tiempo que exhibió una constancia de origen y vecindad emitida por el secretario del Ayuntamiento, Daniel Vázquez Zavala, en la que se decía que tiene su domicilio en la casa marcada con el número 58 ó 358 ó 258 de una de las principales calles del fraccionamiento Cumbres.

La sentencia del TRIFE fue simple: el cargo de regidora debe asumirlo la suplente en la planilla, Gloria Rizo Garnica, quien ya recibió su constancia de mayoría. Aun así, Dirvana impugnó la decisión de los magistrados y sigue aferrada a representar a un municipio cuyos ciudadanos no la quieren, pero ahora con el respaldo de la dirigencia nacional del PAN ¡40 mil pesotes mensuales no se dejan ir tan fácilmente!

 

Dicen las Malas Lenguas que el síndico municipal Nicolás Hermosillo ya mandó comprar volúmenes industriales de sustancias químicas que sirven para aliviar todo tipo de malestar gastrointestinal, debido a que tendrá que tragarse toda la acidez de las palabras que alguna vez pronunció para denostar a la administración anterior, presumiendo que su gestión como “guardián del patrimonio municipal” era la más transparente, armonizada y con un perfecto equilibrio financiero.

¿Cómo explicará todos los asuntos pendientes que deja la dependencia a su cargo? ¿Cómo va a justificar los onerosos pagos a asesores que no sirvieron de nada? ¿Cuánto tiempo pasará para que salga a relucir el dineral que se embolso con la venta del agua purificada que le vendió al Gobierno municipal? ¿Qué cuento inventará para negar la deuda pública que heredará la administración?

Ranitidina, Omeprazol, Gastroprotect, Avapena, Loratadina y Cortisona, así como paciflorina, cola de caballo, hojas de higuerilla, manso y hasta papa cruda, son productos que tendrá que consumir a diario para controlar acidez, ataques de ansiedad, reflujo biliar y la urticaria que le dará cuando comiencen a hurgar en sus archivos.

 

Dicen las Malas Lenguas que en las próximas fechas deberán renovarse los comités municipales de los diferentes órganos políticos que operan en la localidad. Alicia Ojeda Pérez termina su periodo al frente del PRI, Ricardo Calderón debe entregar la presidencia del PAN; hay fuerzas que piden a José Eduardo Torres dejar la dirigencia del PRD para atender la regiduría; José Apolonio Albavera está perfilándose para ocupar un cargo en la administración de Andrés Manuel López Obrador; Nancy Basurto también termina su gestión al frente del Partido del Trabajo.

El Partido Verde está acéfalo, igual que Movimiento Ciudadano y de Nueva Alianza solo cenizas quedan.

La pregunta es ¿El perfil que requieren estos partidos para convertirse en referente de los ciudadanos está dentro de cada uno de estos organismos? Seguramente que no.