Inicio Opinión LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

892
Compartir

Por S. Cheese Mozo

 Dicen las Malas Lenguas  que los alcaldes de Michoacán han rendido ya su Segundo Informe de Gobierno y con ello inicia el último tramo de su administración en el que, en teoría, se deben ir definiendo quienes serán los elegidos para “darle continuidad al proyecto”. El “librito” dice que es el director de Desarrollo Social el personaje idóneo para buscar la candidatura, pero en los últimos años hemos visto cada res en esa posición que hasta resulta doloroso pensar en esa posibilidad.

Imagínese usted al ingeniero Estrada ungiendo a Gustavo Andrés Mares buscando que sea el próximo alcalde de La Piedad.  Sería hacer de él una verdadera cebra. Luego entonces ¿Quién  de larga lista de directores reúne carisma, trabajo, liderazgo y empatía con sectores sociales como para que se le pueda considerar como el sucesor del “Inge”? ¡Gulp! ¡Ta cabrón!

 

Dicen las Malas Lenguas  que luego del sainete que se armó en torno a Ramón Maya se esperaba que aquellos que se han declarado institucionales y fieles al alcalde Juan Manuel Estrada salieran en su defensa. ¿Dónde quedaron los compadres y las comadres? ¿Y los bravíos regidores como Crisanto Loeza que creen que gritar es tener la razón y que ya ni a los tianguistas representa? ¿Y la dirigencia del Comité del PRI? ¿Y los maiceados regidores del PRD, Nueva Alianza y PVEM? Ninguno dio la cara, sino al contrario. Lo que hicieron es similar a lo que ocurre cuando se enciende la luz de la cocina a media noche y  los bichos rastreros corren a esconderse.

 

Dicen las Malas Lenguas  que un personaje que ha metido en graves problemas al Ayuntamiento de La Piedad es el Secretario del Ayuntamiento Daniel Vázquez Zavala, quien tuvo en sus manos parar inmediatamente el relajo que se armó en la ceremonia del Informe pero no quiso hacerlo. No se puede salir con el argumento de que le ganó la sorpresa con tantos años de experiencia. También es el responsable de la mala redacción de las actas y convocatorias a sesiones de cabildo que han causado grandes escándalos, como en el caso de los 125 millones para luminarias, el incremento al impuesto predial y la idea de querer cobrar plaza para los transportistas. Se supone que es responsable de la política interna del Gobierno municipal y si esto está patas pa’ arriba es culpa suya; lamentablemente le ha quedado muy pero muy grande el cargo.

Por cierto, le recordamos que ahí viene el personal de Contraloría General del Estado para pedirle que reembolse el dinero que cobró como funcionario de la Jurisdicción Sanitaria 6. ¿Será que creyó que nadie le iba a guardar la factura para los tiempos electorales?

 

Dicen las Malas Lenguas  que el personal de la Jurisdicción Sanitaria 6 que encabeza (es un decir) Iván Miranda Márquez hizo quedar en ridículo al Gobernador Silvano Aureoles durante la ceremonia del Informe de Gobierno del alcalde de Yurécuaro, Marco Antonio González. Resulta que el edil le solicitó al mandatario estatal la implementación de acciones concretas en el tema de salud y sus asistentes corrieron a entregarle al Gober la tarjeta informativa donde se explicaban los programas ejecutados en el municipio.

Ahí, delante de todos, Aureoles Conejo dijo que su gente le informaba sobre la existencia de una Unidad Móvil en la comunidad de Monteleón y que ya en 15 días quedarían terminados los trabajos de reconstrucción del Centro de Salud. Las murmuraciones fueron subiendo de volumen hasta que minutos después él mismo preguntó al alcalde “¿Qué se traen pues?”. Ahí fue cuando supo que ni la unidad móvil existe y que al Centro de Salud ni siquiera las telarañas le han podido quitar.

 

Dicen las Malas Lenguas  que en Numarán siguen pensando quien será el sucesor de Daniel Zarate Estrada y pos la mera verdá es que no hay nadie dentro del PAN que levante la mano o que diga “denme chance a mí”. Lo más seguro es que el actual edil tenga que reelegirse y ese es un asunto que le ha quitado el sueño en los últimos días.

En el lado del PRI, las posibilidades que se manejan incluyen a personajes como Francisco Ramírez Aguiñiga “El Push”, Azucena Ruth Estrada y hasta a Aurelio “El Chino” Aréstegui. También se menciona que alguno de los Díaz Camarena, Pedro o Ramón puedan encabezar el proyecto tricolor, pero no se ponen de acuerdo y menos ahora que el presidente del Comité Municipal del PRI, Omar David Ochoa ha decidido renunciar al tricolor para sumarse a las filas del PRD. Está claro que este último busca, a toda costa, estar el año que entra dentro del Gobierno municipal aprovechando la coyuntura que deja esa aberración llamada Frente Amplio que une las fuerzas (¿?) del PRD y el PAN.

 

Dicen las Malas Lenguas  que dentro de las filas del PAN se está cacaraqueando una reconciliación entre calderonistas y marquistas, y que juntos han decidido que el abanderado para reconquistar el Gobierno Municipal de La Piedad debe ser el que esté mejor posicionado dentro de una encuesta.

El problema es que  los nombres que aparecieron en el primer ensayo eran Hugo Anaya, Ligia López, Gustavo López  y Arturo Torres. De inmediato, hubo reacciones y aparecieron nuevas reglas tan absurdas como las del juego de chinche al agua: “Los grandes  y pesados no juegan”,  “Si ya te tocó una vez no puedes ir de nuevo”, “Los que no reparten de sus canicas tampoco juegan” y la mejor: “yo soy el dueño de la casa y entonces yo decido a quien invito”. Así, en la dichosa encuesta que definirá todo solo están inscritos tres nombres y no es ninguno de los anteriores.

 

Dicen las Malas Lenguas  que el operador político de Morena en la región, Antonio Juárez Zavala, anda buscando un personaje con peso especifico para convertirlo en candidato a la presidencia municipal. Ya intentó convencer a Gustavo López y no pudo, ya platicó con José Eduardo Torres y no salieron de acuerdo, ahora busca una posibilidad con Ramón Maya. Es probable que éste último le dé el sí, pues su caso es muy similar al de la viejita que acude al penal para una visita conyugal y cuando le preguntan con quién se va a reunir, ella responde: “con el  que sea”.

 

Dicen las Malas Lenguas que el Comité Municipal del PRI está por vivir un ridículo proceso de “renovación” en el que nuevamente se erigirá a Licha Ojeda Pérez y a Ricardo Hernández como presidente y secretario, respectivamente.

Parece que los seis años que lleva la también regidora y “líder” de la fracción del PRI en el Cabildo no han sido suficientes para dividir al priismo piedadense y sumir al Comité en un organismo carente de identidad. Ahora estará en el cargo otro periodo que puede extenderse  varios años más y todo parece indicar que será la “designada” para representar al tricolor en la contienda electoral venidera, pretendiendo ser sucesora de Adriana Hernández en el Congreso del Estado.  ¿Será que de verdad no hay nadie más?

 

 

Dicen las Malas Lenguas que los perredistas piedadenses siguen lucrando con la bandera de la pobreza y el combate al hambre, pues resulta que los funcionarios como el Administrador de Rentas, Luis Arias, el regidor Raúl Hernández Núñez y hasta el Oficial del Registro Civil, Cuauhtémoc Reyes, se aparecen en cada evento donde está presente el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, solo a gorrear la comida. En Yurécuaro, el alcalde Marco Antonio Gonzales organizó una cena para celebrar con su equipo de trabajo un año más de actividades y a la comelitona fue invitado el mandatario estatal, pero el equipo de Protocolo del Gobierno estatal se agandalló el evento para dar prioridad a personajes como los ya mencionados y al edil solo le dieron la oportunidad de invitar a cinco personas. No pudo llevar ni siquiera a sus regidores y eso que él pagó la cuenta. ¡Gandallas, Bocasecas, Comecuándohay!

 

Dicen las Malas Lenguas  que cuando alguien pregunta por lo más destacado que ha hecho por los michoacanos la diputada federal que nos representa, Rosa María Álvarez Piñón, la respuesta era: Su hijo, Rafael Márquez.  Ahora con el escándalo que se ha armado al ser señalado por su posible participación en negocios ilícitos ¿Qué nos puede presumir la legisladora? Ah, ya sé, puede hablar de la gestión para una lechería Liconsa en “Rincón Grande o Río Grande o Arroyo Grande o como se llame el ranchito ese” (así dijo en entrevista al no poder recordar el nombre de la comunidad beneficiada).

Por cierto, y ojalá alguien nos ayude con esta gran duda, ¿existe algún diputado federal de los que nos ha representado, que como legislador realmente haya hecho algo bueno por los piedadenses?