Inicio Opinión LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

LO QUE DICEN LAS MALAS LENGUAS

141
Compartir

Dicen las Malas Lenguas que en el entorno político mucha gente se pregunta si el ingeniero Juan Manuel Estrada está jugando a perder la elección que se avecina, pues da muestras contrarias a lo que se esperaba de él y del equipo que (se supone) lo respalda.

Anuncio

No asiste a los eventos importantes, se esconde de la prensa, permite que los directores y jefes de área sigan sin dar los resultados esperados, además hasta se da el tiempo de quedar en ridículo al salir con el cuento de que “dijo mi mamá que siempre no” en el tema de pedir licencia para separarse de su cargo. En cada una de las últimas dos sesiones de cabildo ha destinado hasta 45 minutos a sacar a relucir sus frustraciones y sentimientos que dejan en él las críticas que aparecen en las redes sociales.

Al escuchar tantas lamentaciones uno pregunta ¿entonces pa que se quiere reelegir? ¡Quédese mejor en su casa!

 

Dicen las Malas Lenguas que así de enredadas están las cosas en el distrito de La Piedad: para la diputación local se decidió que la candidatura del Frente Amplio no será encabezada por Acción Nacional sino por el PRD, por lo que los del Sol Azteca tendrían que presentar un candidato y enseguida aparecieron las garras afiladas de las diferentes tribus queriendo agandallarse dicha candidatura, pero fue Foro Sol quien determinó “rifársela” con Hugo Anaya, quien además recibió el respaldo de Juan Luis Contreras, de Ángel Macías y José Eduardo Torres, por lo que el ex alcalde panista ahora ya no es el candidato del PAN sino del PRD, pero por el mismo frente.

Luego sucede que en el Comité Estatal de Morena (o como se le llame a este órgano interno) aseguran que “aún pueden ocurrir muchos cambios y se pueden sumar nuevas voluntades”, motivo por el que ninguna candidatura, incluida la de Ramón Maya, se encuentra definida.

El PRI, por su parte, mantiene encabritados, encarbonados y lo que le sigue a militantes de cada municipio del distrito electoral de La Piedad. Ya lo habíamos dicho: en Numarán había ocho aspirantes a la candidatura por la presidencia municipal y luego se pusieron de acuerdo para abanderar a Daniel Escobar, pero en Morelia dijeron que no, que estaba muy feo y que mejor ponían a una mujer, pero ya han barajado muchos nombres y no sale una definición.

En Zináparo, el alcalde Samuel Canchola ya hasta había mandado hacer dos cazuelas grandes de mole pa celebrar el inicio de su campaña y le dijeron que se aplacara. Lo mismo sucedió en Yurécuaro con Minerva Beltrán Sánchez, pero un grupo de militantes protestó tomando las oficinas del Comité Municipal. Semanas después, el Comité Ejecutivo Estatal designó a Heriberto Arellano Corona y ni así hubo coincidencias y pos ahí andan todos de la greña.

¿Complicado? Sí, ¿Enredado? También ¿Interesante? Solo para los que nos gusta el chisme.

Dicen las Malas Lenguas que en días pasados, algunos funcionarios como el director de Educación, Marco Antonio Rodríguez; el de Ecología, Erwin Montaño y el de Servicios Públicos, Rodolfo Chavolla se llevaron una oleada de críticas y reclamos por parte de la sociedad estudiantil y profesorado de la localidad. Resulta que el Gobierno municipal organizó (así se informó) una jornada para llevar a cabo una ceremonia encaminada a la preservación del medio ambiente, en la margen del río Lerma.

Por resulta que la mencionada jornada de limpieza fue ejecutada al 100 por ciento por maestros y alumnos de instituciones académicas como el Tec de La Piedad, la UNIVA y otras instituciones educativas (los miembros del Club Rotario de La Piedad no se esforzaron mucho que digamos).

El personal del Gobierno municipal solo colocó una mampara y algunos directores se presentaron únicamente para la foto y ni las manos se ensuciaron. Luego hicieron un reporte muy apantallador y lo entregaron a su jefe.

Y todavía el alcalde, en sesión de Ayuntamiento presume el evento como uno de los más importantes logros de su administración en estos últimos meses y que por eso decide mejor quedarse. ¿Neta? ¿Ese nivel de gobierno traemos?

 

Dicen las Malas Lenguas que ya Gabriel Bernal logró que las autoridades estatales y federales en materia electoral le hicieran valido el montón de firmas que consiguió para poder ser candidato independiente. Qué bueno por él y su proyecto, además es benéfico que existan opciones provenientes de la ciudadanía intentando hacer lo que los partidos políticos no han querido, no han podido o no han sabido llevar a cabo; pero parece que a Gabriel le pasó como a los perros de rancho que corren siempre detrás de los carros y ya cuando los alcanzan se regresan porque no saben qué hacer.

Pos así más o menos, en esa persecución de firmas lo vimos hasta en todo tipo de eventos, desde actos cívicos, bautizos, bodas, graduaciones y hasta en accidentes viales, mostrando siempre una gran sonrisa. ¿Dónde está ahora que ya es oficialmente candidato independiente?

 

Dicen las Malas Lenguas que en la pasada sesión de cabildo, el regidor Ricardo Hernández pidió licencia para separarse de su cargo, ya que ha sido postulado por su partido para participar como candidato suplente a la diputación federal por el distrito V de Zamora, al que pertenece La Piedad.

Cuando esto manifestó, vinieron las intervenciones de varios de sus compañeros felicitándolo por su trabajo, pero quien se voló la barda fue Laura Elena Valadez, quien lo elogió por su desempeño al encabezar el Consejo de la Crónica, “mismo que ha resultado tan prolífico y con tantas y tan hermosas publicaciones”.

Quienes sí están enterados, quienes sí leen y quienes sí comprenden se miraron unos a otros con cara de “Ah chingá, pos este ¿Cuándo acudió a alguna sesión del Consejo? ¿Cuándo encabezó algún proyecto? Y ¿Dónde están esas publicaciones de las que habla?”

Hay que reconocer que quien verdaderamente encabezó más de 30 sesiones y sirvió de enlace entre las instituciones y personalidades participantes fue Nicolás Hermosillo, nunca Ricardo Hernández.

 

Dicen las Malas Lenguas que los panistas están apenas dándose cuenta del valor que tiene la militancia, de la importancia de la gente. Resulta que en Numarán, los amarres entre las fuerzas que conformarían el Frente Amplio no cuajaron y ahora Daniel Zarate Estrada tendrá que ir a la contienda electoral sin más apoyo que el de tres o cuatro militantes de Acción Nacional.

Sin embargo, resulta que cuando se hace el conteo de las canicas, las cuentas no son tan alegres como se pensaban, pues en tres años de Gobierno el Comité Municipal del PAN no tuvo un crecimiento ni en cantidad ni calidad de militantes.

Voy a decir esto por única vez porque hasta me da pena reconocerlo: cuando Samuel Hidalgo y Ricardo Calderón se incorporaron al equipo de Gobierno, llovieron las críticas de propios y extraños que los rechazaban por ser de La Piedad y porque en este municipio no habían sido los más brillantes funcionarios. Sin embargo, ahora que ninguno de los dos está (Samuel renunció a la secretaria y Ricardo está relegado a un rinconcito junto a cajas de cartón), no hay quien dé la cara por la administración ni que sepa resolver si quiera un problema menor. Hasta se les extraña.

Bien dice el dicho que “en el país de los ciegos…”

 

Dicen las Malas Lenguas que quienes lo conocen piensan que Ramón Maya ha perdido la mesura en el afán de ser protagonista de la próxima contienda electoral. Como carece de un equipo sólido que lo respalde y en Morena nadie da muestras de saber organizar una campaña, su estrategia para posicionarse en la memoria de los ciudadanos es mediante escándalos a costa de funcionarios municipales y hasta ciudadanos ajenos a ese entorno.

Ya tuvo sus dos o tres días de fama cuando le gritó ratero al presidente Juan Manuel Estrada durante su informe de Gobierno. Ahora anda provocando reacciones agresivas de gente que nada tiene que ver con la política.

En restaurantes a los que acude reta e insulta a los meseros, cada que tiene oportunidad insulta a policías municipales que sabe que no le responderán, se metió a las cajas del Predial a gritarle a los empleados y en días pasados hasta les llamó “puñales, jotos y muertos de hambre” a un par de reporteros que lo vieron salir del SAPAS. ¿De verdad, tantos años en la grilla no le dan para un mejor nivel de política? ¿Es lo mejor que puede hacer? Ya entendemos el por qué se ha quedado sólo.

 

Dicen Las Malas Lenguas que los candidatos panistas y sus seguidores no encuentran como zafarse del lastre que representa la marca PRD para los michoacanos. Y es que, el trabajo de los últimos tres gobernadores emanados de esa fuerza política ha causado más enojo que satisfacciones para los habitantes de ésta región del Norte de Michoacán.

¿Qué harán cuando la gente reclame la falta de medicinas en las clínicas y hospitales donde Silvano Aureoles presume que todo lo contrario y menciona la culminación de clínicas que ni se han iniciado? ¿Cómo le explicarán a los ciudadanos que ese PRD con el que se aliaron es el responsable del endeudamiento de Michoacán? ¿Qué dirán cuando la gente les pregunte por obras como la carretera a Zamora, cuya “modernización” ha sido incluida en los informes de Gobierno por lo menos cinco veces? ¿Qué cara poner ante las personas a las que nunca les llegaron los apoyos de la Beca Futuro?

¿Y todas estas vergüenzas por los números tan pobres que representa el perredismo en La Piedad?

 

Dicen las Malas Lenguas que los candidatos a la diputación federal Sergio Flores Luna del PRI y Eréndira Castellanos del PAN, así como Alma Ruth Inocencio del PVEM pretenden conquistar la simpatía de los ciudadanos de un distrito donde nadie los conoce y lo intentarán hacer a teledistancia.

Pero que lo hagan mediante una campaña territorial, abierta y frontal. No como lo han venido haciendo los tres yuppies que quieren representarnos: desde Zamora llaman por teléfono a algún contacto del partido y le piden que organice una reunión con determinados liderazgos sin hacerse cargo siquiera del protocolo y la logística que el evento implica.

Que ni se les ocurra venir a prometer que ellos sí regresarán al municipio, que ellos sí traerán apoyos y gestionarán recursos; eso ni siquiera es parte de su trabajo. Mejor vayan y legislen de manera adecuada porque los habitantes de esta zona ya tuvimos mucho inútil en el Congreso, levantadedos y legisladores que nos endilgaron el incremento a la tasa del IVA, a los precios de la gasolina, a la redistritación, a la reforma educativa, energética y laboral.

¿Será que ya no se pueden tener peores resultados legislativos que los que nos han entregado nuestros últimos cinco representantes, es decir Rosa María Álvarez, Adriana Hernández, Arturo Torres, Jaime Mares y Alejandro Saldaña?

Dicen las Malas Lenguas que los piedadenses tenemos un representante en la Secretaría de Gobernación y que como Delegado en Michoacán está trabajando para beneficio de todos nosotros. Eso, al menos es lo que dicen.