Inicio General Sucesos LLUVIAS DEJAN 34 MIL HECTÁREAS DE CULTIVOS SINIESTRADOS

LLUVIAS DEJAN 34 MIL HECTÁREAS DE CULTIVOS SINIESTRADOS

100
Compartir

La Piedad, Mich.- Las precipitaciones pluviales que se han registrado en la región del bajío michoacano durante las últimas semanas han ocasionado severos daños al campo, afectando diferentes tipos de cultivos. Autoridades estatales han cuantificado en 34 mil la cantidad de hectáreas siniestradas en municipios como  Tlazazalca, Penjamillo, Angamacutiro, Churíntzio, Ecuandureo, La Piedad, Puruándiro, Yurécuaro y otros de la región.

La Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua) del Gobierno de Michoacán, reveló que son 30 municipios de la entidad los que reportan afectaciones en las tierras con vocación agrícola, siendo el cultivo de maíz en más afectado.

Además, se reporta la perdida de animales de corral y ganado porcino, por lo que están siendo cuantificados los daños a efectos de buscar los esquemas de apoyo para las personas afectadas por esta situación.

Se dio a conocer que se levantó oportunamente el censo de daños causados por granizada e inundaciones en el municipio de Tlazazalca, teniéndose censados los reportes de afectaciones en cultivos de maíz y fresa, principalmente, así como la pérdida de cabezas del sector pecuario

Lo anterior fue dado a conocer por Francisco Huergo Maurin, titular de la dependencia arriba citada quien informó que, a partir de este lunes, una vez que las parcelas ya no están inundadas, la aseguradora iniciará con la supervisión para validar el porcentaje de daño causado.

Una vez que se conozca o valide la cifra de parte de la aseguradora, se procederá a gestionar el pago de las mismas, informó el titular de la Cedria.

Al igual que lo hará en el municipio de Tlazazalca, la aseguradora se encuentra realizando la validación de daños en otros municipios, con la finalidad de que a la brevedad puedan cubrirse los pagos a los productores afectados.

En el caso de Tlazazalca, la Sedrua envió de inmediato maquinaria pesada para realizar desazolve y limpieza de drenes y canales, toda vez que algunas de las hectáreas de cultivos afectadas fueron debido al desbordamiento del Río Purúzaro.