Inicio General Sucesos LLUVIAS CAUSAN ESTRAGOS EN EL BAJÍO MICHOACANO

LLUVIAS CAUSAN ESTRAGOS EN EL BAJÍO MICHOACANO

103
Compartir
Bajio Mich.- Una menor fallecida, 79 casas afectadas, afectaciones a importantes vías de comunicación terrestre y daños a decenas de vehículos es el saldo que ha dejado desbordamiento de canales, arroyos y ríos en esta región.
Y es que, en los últimos días se han registrado precipitaciones pluviales por encima del promedio y a esto se suma la falta de trabajo preventivo por parte de autoridades municipales para el desazolve de afluentes.
Los municipios más perjudicados por esta situación han sido La Piedad, Ecuandureo, Tlazazalca, Jiquilpan y Penjamillo, donde las autoridades de los tres órdenes de gobierno laboran conjuntamente para brindar ayuda a la población afectada.
Durante los primeros minutos de éste jueves una enorme corriente de agua comenzó a descender de la parte alta de la zona cerril cercana a las localidades de Rincón Grande y Quiringüicharo situadas entre La Piedad y Ecuandureo, ocasionando inundaciones en las casas aledañas.
El torrente se precipitó por encima de la carretera que conduce a Zamora justo en el momento en que una madre y sus dos hijas circulaban por esa vialidad, por por que su vehículo fue arrastrado por mas de un kilómetro.
Una de las menores no pudo salir y fue reportada como desaparecida hasta que el jueves al medio día fue localizada la unidad con el cadáver en su interior. EL cadáver de la niña fue identificado como Emma R., de 16 años de edad. Ella iba con su mamá: Emma M., de 37 años de edad, persona que sobrevivió al hecho y está lesionada, permanece en un nosocomio.
La situación también provocó la inundación de viviendas en las que aún se cuantifican los daños. De igual manera se reportó un socavón en una de las carreteras que conduce a la comunidad. En tanto en la localidad de Quiringuicharo (también en dicho municipio) se desbordó un canal y 30 hogares fueron alcanzados por el agua, la cual llegó a un metro y medio de altura.
En el lugar tanto el personal de PC Estatal como el de la Policía Michoacán y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional coadyuvan en las labores de evaluación de daños y mitigación de riesgos. Se prevé la instalación de un albergue temporal.
Asimismo, la carretera Zamora-La Piedad, permanece cerrada, esto por el peligro de desbordarse el río que pasa por debajo dekl “Puente Rincón Grande”. Además de que la vialidad, que de por sí ya estaba en pésimas condiciones, ha quedado intransitable.
Por otro lado, en la cabecera municipal de La Piedad hubo la inundación de 14 viviendas, de las cuales una estaba deshabitada, allí los pobladores fueron auxiliados por PC Municipal y Estatal. En Jiquilpan, en el poblado de Totolán se desbordó un arroyo y afectó a 25 domicilios, en los que el agua llegó a los 25 centímetros de altura.
En la comunidad de La Luz, en Penjamillo, 10 casas fueron perjudicadas por el lodo y el agua, hasta allá se trasladó Juan Bernardo Corona Martínez, secretario de Seguridad Pública y junto con el presidente municipal, José Leyva Duarte, así como con las respectivas dependencias, evaluaron los daños existentes. La carretera La Piedad-Carapan sufrió graves afectaciones por lo que tuvo que ser cerrada a la circulación vehícular desde las primeras horas del día, quedando incomunicados los municipios de Penjamillo y Angamacutiro.
Bajo este esquema, como medida preventiva los elementos de la Policía Michoacán instalaron costales con tierra para evitar que ingrese más agua por el riesgo del desbordamiento de la presa “Los Fresnos” y se emplea maquinaria pesada para limpieza de las calles.
Por todo lo anterior el secretario de Gobierno, Adrián López Solís, convocó a realizarse la tarde de este día (jueves) una reunión extraordinaria del Comité Estatal de Emergencias y Desastres del Consejo Estatal de Protección Civil, a fin de evaluar los daños por el temporal e implementar acciones preventivas e integrales en beneficio de las personas afectadas.
Cabe destacar que algunas de estas zonas inundadas son las mismas donde en años anteriores ha sucedido lo mismo pero sin una reacción por parte de las autoridades municipales.