Inicio General LA PROCESIÓN DEL SILENCIO EN SAN LUIS POTOSÍ, UNA MARAVILLA CULTURAL DE...

LA PROCESIÓN DEL SILENCIO EN SAN LUIS POTOSÍ, UNA MARAVILLA CULTURAL DE SEMANA SANTA

11
0
Compartir

La Procesión del Silencio de San Luis Potosí es un evento anual que conmemora la pasión y muerte de Cristo y a Nuestra Señora de la Soledad. Ocurre en la noche del Viernes Santo, empezando en el Templo del Carmen, de donde es originario, y el recorrido sigue a través de las calles del centro histórico de San Luis Potosí. Durante el evento se encuentran los sonidos de tambores y cornetas, pero ningún participante o espectador habla, ameritando su nombre.

Es una de las celebraciones de Semana Santa más importante de México y fue declarada parte del patrimonio cultural del estado de San Luis Potosí en el 2013.

Organizado por la Asociación de Tradiciones Potosinas,1​ la procesión se conmemora como un acto de luto por la Pasión de Cristo. Es una recreación del Via Crucis, con cada estación marcada por un paso de misterio con imágenes de pasión.

Esta procesión es una de las celebraciones más importantes de la Semana Santa en México, uno de los eventos religiosos más importantes para el estado de San Luis Potosí y emblema para la ciudad.

También es un evento turístico muy grande, donde asisten aproximadamente más de 160.000 visitantes de la ciudad, con cerca del quince por ciento que vienen de fuera de México.

La procesión tiene lugar en Viernes Santo, en el centro histórico de la ciudad de San Luis Potosí, al rededor de iglesias y edificios de la época virreinal.4​ Iluminada con cirios, las calles tienen un ambiente de la calle de la amargura y aunque miles de espectadores bordean las calles, nadie va a hablar durante las horas de la procesión, lo que le atribuye su nombre.

Las cofradías se abren con la Cruz de Guía, que suele ir acompañada de una pareja de nazarenos con faroles.

A partir de la cruz de guía comienzo el cortejo de nazarenos que portan faroles.

En 2013, había treinta de dichas hermandades6​ que incluía la Cofradía del Virgen del Carmen, la Cofradía del Santo Entierro, Cofradía del Descendimiento, Cofradía del Ecce Homo y la Cofradía de la Soledad, que lleva una imagen de Nuestra Señora de la Soledad.

Los miembros de las diferentes hermandades se identifican con los colores de sus túnicas, que identifican su parroquia distinguiéndose de una cofradía o hermandad a otra por diversas características, ya sea el color, emblema que identifica a cada grupo y muestran la influencia de las procesiones de Semana Santa de Sevilla.

Los cofrades más notables son los nazarenos , que van ataviados con Capirote, antifaz y capa. Entre los mismos nazarenos también existen diferencias, algunos van descalzos haciendo así más dura su penitencia, otros portan cruces, están los que llevan diversos elementos representativos de la hermandad, objetos musicales, cirios, etc.

Las cofradías participan como una forma de penitencia, con el rostro cubierto y algunos incluso caminan con cadenas atadas a sus tobillos.2​ Las cofradías incluyen a adultos y niños con diversa vestimenta que incluyen monaguillo, soldados romanos, mujeres usando rebozos y portando cirios, toreros, políticos y artistas.

La procesión comienza en la Iglesia de El Carmen, exactamente a las 20:00 horas. El sonido de una corneta convoca al Guardia Pretoriana el cual marcha desde el Teatro de la Paz hasta la Iglesia de El Carmen.

El centurian golpea tres veces a la puerta principal y la corneta que va en el caballo despeja el camino y silencia a la multitud para la procesión.

Tan sólo esta parte de la procesión dura dos horas.

El evento dura más de cuatro horas y abre paso a lo largo de las principales calles del centro histórico, pasando por puntos de referencia tales como el Museo de la máscara, el Palacio de Gobierno de la plaza principal de la ciudad y la catedral que mide más de 3,5 kilómetros. Algunas de las imágenes se han hecho por escultores locales y otras son importadas de España.

Los nazarenos caminan lento y solemnemente, con el ritmo de los toques del tambor. En ciertos momentos de la procesión, las trompetas suenan. Hay veintitrés pasos de misterio principales, con el final se marca la procesión con el paso de palio de Nuestra Señora de la Soledad. Esta imagen barroca fue esculpida por Sixto Muñoz y lleva una manto de estilo sevillano.