Inicio General Sucesos EMERGENCIA EN LA PIEDAD Y SANTA ANA AFECTA A MÁS DE 800...

EMERGENCIA EN LA PIEDAD Y SANTA ANA AFECTA A MÁS DE 800 PERSONAS

2
0
Compartir

La Piedad, Mich.- Un estimado superior a las 300 viviendas inundadas y más de 800 damnificados es el saldo que dejó una tormenta que azotó la zona urbana de La Piedad y Santa Ana, durante la tarde de éste jueves, lo cual provocó el desbordamiento del río Lerma y el arroyo Cinco de Oros.

El presidente municipal de La Piedad, Alejandro Espinoza emitió la declaratoria de Alerta por la contingencia ya señalada y encabezó los trabajos de coordinación del Comité Municipal de Protección Civil durante las tareas de rescate de damnificados y atención a víctimas.

La tormenta se precipitó en esta zona, aproximadamente a las 7 de la noche, con una intensidad de más de 80 milímetros cúbicos, causando la mayor contingencia hidrometeorológica de los últimos 20 años.

Las colonias afectadas por este fenómeno son El Malecón, México, Tres Estrellas, Infonavit Miguel Silva, Banquetes, Los Moreno y Río Grande.

El Gobierno municipal de La Piedad ha dispuesto de cuatro refugios temporales para la atención a damnificados, situados en los Centros de Desarrollo Comunitarios de las colonias Laureles, México y Delta, así como el albergue del DIF municipal en la calle Hidalgo del centro de la ciudad.

Posterior a la tormenta, decenas de familias tuvieron que abandonar sus hogares para buscar refugio en casas de familiares o amigos, siendo apoyados por vecinos y en algunos casos por elementos policiacos para salvar sus pertenencias.

En el lado de Santa Ana Pacueco, vecina localidad situada en el municipio de Pénjamo, el delegado Enrique Cabrera Enríquez estimó en más de 200 las viviendas afectadas por el desbordamiento del río Lerma, desde el puente Morelos hasta la colonia Cuatro Milpas; además calculó en más de 600, las personas damnificadas.

Cabe señalar que, en esta localidad guanajuatense, el río Lerma se había salido de su cauce desde el pasado domingo y desde aquella ocasión el Cuerpo de Bomberos y personal de Protección Civil participó en tareas de evacuación de la zona inundada, aunque la mayoría de los vecinos decidió permanecer en sus casas.

Aun en esta ocasión, hay familias que se quedaron a dormir en las azoteas de sus viviendas, a pesar de que el agua alcanza más de un metro de altura sobre la calle Margen del Lerma. Argumentan que no abandonarán su domicilio por temor a que les roben sus pertenencias.