Inicio General EL DINERO CADA VEZ VALE MENOS: ECONOMISTAS

EL DINERO CADA VEZ VALE MENOS: ECONOMISTAS

150
0
Compartir

La Piedad. Reconocidos economistas a nivel nacional coinciden en que la aparición del billete de $500 pesos con la imagen de Benito Juárez, muy similar al próximamente extinto billete de $20 pesos esconde un secreto oscuro que pocos se atreven a sugerir y es que se trata de que actualmente el peso mexicano ha perdido su valor adquisitivo.

Esto puede deberse a 2 factores, primero el nivel de inflación que se tiene en el país es cada vez más alto, lo que provoca que los todos los productos sean más caros y que con los $500 pesos de ahora solo te alcance para comprar el equivalente a $135 pesos del 2004, situación que puede ser alarmante para muchos ya que demuestra que en diciembre del año pasado se tuvo la inflación más alta en México desde el 2001.

Por otro lado el segundo factor es la devaluación de la moneda, es decir, el peso cada vez vale menos, por ello se busca tomar medidas como la extinción del billete de $20 pesos y lanzar a la circulación un billete de $2 mil pesos, a todo esto se suma que los salarios son los más bajos de entre todos los países que pertenecen a la Organización para el Desarrollo Económico (OCDE).

En el año 2005 el salario promedio mensual era de $5 mil 575 pesos pero en el 2016 esto bajó a $4 mil 937 pesos, si se conjugan ambos factores, podremos darnos cuenta de lo poco que se puede comparar hoy en día con la percepción económica de una familia promedio, pues en casi un década la situación financiera general ha disminuido, cuando las expectativas deberían ser de crecimiento.

De acuerdo con los economistas, el paso que dió Benito Juárez, de los billetes de $20 pesos a los billetes de $500 debería ser preocupante, pues para las familias es cada vez más difícil salir adelante, por que la economía no va por buen camino, la inflación sube y los salarios bajan.

Desaparecer billetes de baja denominación y aparecer monedas de baja denominación, pareciera ser a punta de un iceberg, como medida usada por el Banco de México para golpear a los que menos tienen, aunado a los desvíos de recursos, corrupción y todo lo que se le ocurrió a las autoridades federales antes de terminar el sexenio.