Inicio General Edificio de Tienda Ley, nido de alimañas y delincuentes

Edificio de Tienda Ley, nido de alimañas y delincuentes

0
0

La Piedad, Mich.- Están por cumplirse cinco años desde que la Tienda Ley cerró sus puertas debido a las bajas ventas que se acumularon durante varios ejercicios fiscales y desde entonces el inmueble que ocupó la negociación permanece abandonado y convertido en refugio de “ratas de dos y cuatro patas”.

La Tienda Ley cerró sus puertas un 24 de julio de 2014, después de más de 15 años de liderazgo comercial en la zona, pero tras la llegada de tiendas como Sam’s y Walmart sus ventas fueron en declive hasta que sus dueños decidieron salir de ésta plaza.

Y es que a pesar de que algunos negocios que se habían instalado en sus inmediaciones siguen operando, el 90 por ciento del estacionamiento permanece sin actividad y el inmueble donde se desarrollaban las actividades comerciales y administrativas está en el abandono.

Ciudadanos de esta localidad se dijeron preocupados por el destino que pueda tener el edificio de lo que fue Tienda Ley, ya que podría convertirse en refugio de “ratas de dos y cuatro patas”; sugirieron al Gobierno municipal que en ese sitio pueden instalarse las oficinas públicas y evitar pagar costosas rentas en el centro de la ciudad.

Esta preocupación ya le había sido manifestada al ex alcalde Hugo Anaya Ávila y también al edil Juan Manuel Estrada Medina; ambos intentaron aseguraron haber buscado un acercamiento con los propietarios de la negociación, buscando utilizar el inmueble para albergar las oficinas de gobierno, pero la respuesta fue negativa.

La empresa dejó un inmueble con amplio estacionamiento y excelente ubicación, que bien pudiera utilizarse para la instalación de las diferentes dependencias municipales, aseguró Heriberto Flores, vecino de la calle estadio.

Actualmente el Gobierno municipal de La Piedad renta espacios a particulares para las oficinas de Obras Públicas, Urbanismo, Transito Municipal, Reglamentos, Desarrollo Social, Turismo, Educación, Vinculación Internacional y el Instituto de la Mujer, lo que genera un gasto muy alto.

De igual manera, en ese sitio podrían instalarse otras dependencias que actualmente operan en el deteriorado Palacio Municipal, mismo que no soporta el peso de más de 100 personas en su segunda planta.

Por lo pronto, el inmueble permanece abandonado y ya se ha convertido en nido de alimañas. Los vecinos temen que con el paso del tiempo ese lugar sea utilizado para la comisión de algún tipo de delito.