Inicio General Sucesos DIF DE LA PIEDAD NIEGA ATENCIÓN A PERSONAS VULNERABLES

DIF DE LA PIEDAD NIEGA ATENCIÓN A PERSONAS VULNERABLES

720
0
Compartir

La Piedad, Mich.- Por tercera ocasión, en lo que va de la presente anualidad, el personal del DIF municipal le niega la atención y asistencia a personas desprotegidas que requieren de atención médica, psicológica y apoyo alimenticio; lo grave del asunto, es que en este último caso fue el presidente municipal Juan Manuel Estrada, quien giró instrucciones para no atender a masculino en aparente estado de indigencia.

El pasado 9 de enero, en la colonia Infonavit Miguel Silva se registró un caso de violencia familiar, siendo una mujer de 39 años de edad la victima de agresiones físicas por parte de su pareja sentimental, por lo que se pidió atención a personal de Seguridad Pública y a paramédicos de la localidad.

Cuando la mujer fue trasladada al hospital regional, los médicos determinaron que sus lesiones no eran graves, pero no podía volver a su domicilio, ya que el hombre que la agredió cerró con llave la puerta y luego huyó ante el temor de ser detenido por la policía.

Se trató de localizar insistentemente al personal del DIF municipal y del Instituto de la Mujer para brindar a la fémina un techo donde pasar la noche y el apoyo legar y psicológico necesario, pero ninguno de los funcionarios del gobierno municipal respondió los llamados de auxilio.

El pasado 20 de febrero, a las 18:30 horas, la Central de Emergencias recibió un llamado para atender a una persona que aparentemente había sufrido una caída, pero cuando los paramédicos le evaluaron, encontraron que se trataba de un hombre en estado de desnutrición severa que vivía en una zona cerril, cercana a la carretera que conduce a Guadalajara, muy cerca de donde se encuentra un empresa dedicada a la fabricación de estructuras metálicas.

El hombre tenía una fractura que sufrió 8 años atrás y que nadie le atendió, además requería ser asistido nutricionalmente, por lo que se intentó localizar al personal del DIF municipal, sin conseguirlo. Tampoco se le recibió en el albergue destinado para este tipo de personas.

Del hecho, tomó conocimiento la regidora Brenda Orozco informó de ello al personal del DIF solicitando la atención para dicha persona, pero no hubo respuesta.

El asunto de negligencia más grave, pues fue el propio alcalde el que negó la atención a una persona en condición de vulnerabilidad, ocurrió este sábado alrededor de las 22:00 horas.

De acuerdo con lo relatado por parte de la regidora Brenda Orozco Torres, serían alrededor de las 22:00 horas,  cuando circulaba por la calle Hidalgo a la altura del albergue de DIF y se percató que había una ambulancia de Radio Auxilio Voluntario de Numarán, quienes trasladaban a una persona en aparente estado de indigencia, quien estaba cubierto por una cobija. Minutos después y tras hablar con el encargo del albergue y la oficial a cargo, la ambulancia procedía a retirarse porque le fue negado el acceso a la persona.

La mujer policía justificó la negativa de argumentando

  1. Que la persona era originaria de Numarán y por lo tanto no se le podía recibir.
  2. Que padecía de sus facultades mentales.
  3. Que requería atención médica y que no contaban con enfermera.

La oficial señaló que podría recibir al indigente si no se le entregaba un oficio firmado por DIF y que eran indicaciones que ella tenía de no recibir a personas con problemas mentales. Al señalarle que previamente la directora del DIF había hecho un comunicado público de que las puertas estaban abiertas para indigentes, se retractó y señaló que ella como responsable decidía que no podían recibirlo porque el señor “padece de sus facultades y representa un riesgo para los demás”.

Planteó la alternativa de que la ambulancia regresara al señor a Numarán y que allá se hicieran cargo, sin embargo, al señalar los voluntarios que la ambulancia no contaba con el combustible necesario les indicó que lo dejaran en el portal (De las flores), que ahí había muchos indigentes y que sus compañeros policías “le echaban un ojo”.

“Al solicitarle su nombre y su cargo, ella se negó tajantemente y respondió que si lo quería saber fuera a buscarlo a seguridad pública. De manera reiterada y en diversos momentos, le solicité su nombre, señalando que era su obligación dármelo y en actitud burlona me decía que yo no conocía los reglamentos, que había un reglamento al interior del albergue, sin embargo nunca lo mostró ni señaló donde está publicando”, señaló la regidora.

Orozco Torres continuó relatando:

“Realicé varias llamadas, tanto al presidente municipal, secretario del Ayuntamiento y responsable de la unidad de Protección Civil de La Piedad, como a la presidenta del DIF de Numarán. El Ing. Juan Manuel Estrada, presidente municipal habló directamente con el encargado del albergue y reiteró que no se le podía recibir, por lo que instruyó a la ambulancia de bomberos para que realizara el traslado a la presidencia municipal de Numarán para que lo recibiera personal de seguridad pública.

“La oficial tomó fotos y video de los acontecimientos, tratando de intimidarnos a mi esposo y a mí, posteriormente solicitó el apoyo de una unidad de seguridad pública, por lo que se hicieron presentes alrededor de 5 elementos.

“Alrededor de las 22:30 horas arribó la ambulancia asignada a Bomberos, subieron al señor en una camilla y preguntaron a los voluntarios si estaba herido o si requería atención médica, a lo que respondieron ambos que no, que estaba bien; posteriormente lo trasladaron al municipio de Numarán. Este hecho puede ser corroborado en la bitácora de las dos ambulancias y los reportes que envían a sus superiores. Al partir la ambulancia, la patrulla aceleró y salió detrás de ellos.

“Cabe resaltar que durante los 30 minutos aproximadamente que transcurrió este suceso el señor se mantuvo totalmente calmado, difícilmente articulaba palabra y no presentaba alguna herida o situación que comprometiera su integridad, por lo que no era necesaria una enfermera durante toda la noche, refutando así el argumento de que no se le podía recibir por no contar con personal médico”, concluyó.