Inicio General DE PEQUEÑA SOÑABA CON VOLAR, HOY ES PILOTO DE LA FUERA AEREA...

DE PEQUEÑA SOÑABA CON VOLAR, HOY ES PILOTO DE LA FUERA AEREA MEXICANA

169
Compartir

Desde pequeña, Mariana siempre acompañó a su padre al trabajo, una labor que la dejó marcada de por vida, y le formó un sueño que, al principio, lo veía lejano, como el propio cielo.

Con el paso del tiempo, siempre cumplía con sus tareas y deberes; cada que podía seguía acompañando a su padre al trabajo, no era un trabajo de oficina, sino una labor llena de anécdotas que, con el paso de los años, se fue convirtiendo en su fuente de inspiración para alcanzar sus metas.

Hoy Mariana Alcaraz Sánchez, con orgullo se presenta: “Soy la Subteniente de Fuerza Aérea piloto aviador, perteneciente al escuadrón aéreo 203 en Ciprés, Baja California”.

“Lo que me motivó desde pequeña principalmente fue mi padre, él también fue piloto aviador militar y cuando me invitaba a su trabajo, yo veía los aviones y me contaba historias, cuando él fue cadete y todo lo que viene, pues siempre fue mi motivo de inspiración”.

Mariana, con su larga cabellera color de sol, tiene una plática amena, a pesar de que se pone nerviosa cuando algunas personas se detienen para observarla, para pedirle que pose para una fotografía. Los comentarios no se hacen esperar “es muy bonita”, “ya viste es piloto”, “volará esos aviones de guerra”; comentarios que la hacen sonreír, y a la vez le llenan de rubor sus mejillas.

“Para mi es motivo de gran orgullo pertenecer a las fuerzas armadas, mucho más a la Fuerza Aérea, ya que, desde chiquita, siempre ha sido mi sueño volar, ser militar, ser soldado y portar este uniforme para mi es motivo de gran orgullo y felicidad”.

Con su acento norteño, describe su amor por la aviación, describe paso a paso su vida en la Escuela del Aire, describe el esfuerzo de estar en un mundo que era predominante por los hombres. Con orgullo recuerda que el primero de septiembre se cumplió una década de que entró la primera mujer a la Escuela Militar de Aviación.

“De primera instancia es un poco complicado, porque uno siempre en la escuela convive con mujeres y hombres cuando uno es civil, pero ya cuando uno entra en mi caso soy la única de mi generación y uno se va acostumbrando, pues ya van a ser seis años donde el trato diario es con puros hombres y uno se acostumbra”.

Para Mariana no hay un día común, cada día descubre nuevas cosas tanto en tierra como en el aire. Su rostro dibuja una sonrisa y su mirada se ilumina cuando se le pide que describa esa extraña sensación que deja volar un avión militar.

“Para mi volar es lo mejor que hay en esta vida, la verdad es que es una sensación indescriptible, pues me acuerdo desde mi primer vuelo, pues en el primer vuelo uno no sabe ni que va a pasar, como le va hacer y desde el primer vuelo cuando uno está en la pista y empieza a meter la potencia y el avión empieza a despegar es una sensación indescriptible es muy bonito”.

Mariana Alcaraz Sánchez, es Subteniente de Fuerza Aérea Piloto Aviador, es una de las 15 mujeres piloto militar que actualmente tiene la Fuerza Aérea Mexicana y la única que se graduó de su generación. Orgullosa termina la plática rodeada de personas, asegurando que el amor por la patria se hereda. Tal es así que su hermano y ella son pilotos de la Fuerza Aérea Mexicana.