Inicio El Terruño ANIMECHERI K’UINCHEKUA, EN MICHOACÁN

ANIMECHERI K’UINCHEKUA, EN MICHOACÁN

0
0
Compartir

Desde este fin de semana, los panteones michoacanos comenzaron a cubrirse de amarillo, con las flores de cempasúchil; frutas, pan, bebidas y otros alimentos del gusto de los fieles, adornan las tumbas de las ánimas que pronto retornarán a través de los caminos iluminados por las velas, guiados también por los aromas de inciensos.

Esta fiesta, una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor fuerza entre los grupos indígenas del país, es en principio una ceremonia ritual, es decir, está regulada por normas que la comunidad conoce y respeta, cada elemento y cada actividad cumple un papel importante en el conjunto de la celebración.

Con el animecheri k’uinchekua, se cumplen ciclos anuales, compromisos comunitarios y se fortalecen lazo de parentesco, que los asistentes deben respetar.

En Michoacán, las celebraciones comienzan desde el 31 de octubre, con la cacería del pato, actividad a punto de desaparecer por la escasez de palmípedos, pero que aún se efectúa; a la que sigue la colocación del altar de “angelitos”, el día 1º de noviembre, para concluir con las honras a los difuntos el día 2.

Estos rituales se llevan a cabo principalmente en la región lacustre del lago de Pátzcuaro y algunas otras comunidades purépechas.