Inicio General ABANDONAN RESCATE ARQUEOLÓGICO EN EL CERRITO DEL CERCADO

ABANDONAN RESCATE ARQUEOLÓGICO EN EL CERRITO DEL CERCADO

671
Compartir

Numarán, Mich., a 14 de marzo. – Seis años después del descubrimiento de vestigios arqueológicos en la zona cerril de Numarán, las piezas prehispánicas han sido saqueadas y no existe proyecto alguno por parte del gobierno municipal para tratar de rescatar lo que podría ser el detonante turístico de ésta región.

Por primera ocasión, en el Gobierno del Numarán existe una dirección de Cultura creada precisamente con la finalidad de “rescatar el acervo histórico y cultural del municipio”, según palabras del alcalde Daniel Zarate Estrada al inicio de su administración, pero en dicha dependencia no se ha hecho siquiera el intento por conocer el sitio donde se ubican las yácatas, una cancha para el juego de pelota, un temazcal y hasta un cementerio de la época prehispánica.

Es preciso recordar que un día 12 de abril del año 2012, en conferencia de prensa, el entonces presidente municipal José Madrigal Figueroa, dio a conocer el hallazgo de vestigios arqueológicos de lo que lo que pudo ser una de las primeras civilizaciones prehispánicas que habitó la región.

Se cree que se trata de un sitio con más antigüedad que los centros ceremoniales de Plazuelas y de Zaragoza y según se anunció se buscaría el rescate de dicho lugar a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia y otros organismos gubernamentales, acción que nunca se concretó por parte de la administración anterior y la actual ni siquiera lo ha intentado.

Se trata de un sitio ubicado en la comunidad del Triunfo y los límites del municipio de Zináparo, conocido como “El Cerrito  Cercado” y donde, en medio de matorrales y maleza, se encuentran por lo menos tres yácatas de gran tamaño, una cancha para el juego de pelota, el área del temazcal y un cementerio.

en 2012 el sitio  fue supervisado por el personal de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística y se solicitó la intervención del Colegio de Michoacán y del INAH para que hagan los estudios correspondientes y comenzar con los trabajos de gestión de recursos para el rescate de lo que podría ser la zona arqueológica más grande e importante de la región del bajío michoacano. Sin embargo, aquellos esfuerzos en nada quedaron.

En el lugar hay restos de vasijas prehispánicas, piezas talladas en roca que parecen ser herramientas y algunas armas como puntas de flecha o lanzas. También hemos encontrado que alguien ya se había dado cuenta de la existencia del lugar y se efectuaron excavaciones que destruyeron algunas de las piezas, segúnl historiador Fernando Tejeda Alvarado.

El informe de la SMGH y de la Organización Especial de Investigaciones (OEI) señala que “son estructuras de hace más de mil años y que pueden ser más antiguas que las de los otros centros ceremoniales de la región. Incluso, desde la parte alta se alcanzan a visualizar los sitios de Zaragoza, Plazuelas, Peralta y la parte de Churíntzio, por lo que se cree que desde aquí se dominaba visualmente el territorio”.